El Ministerio de Trabajo e Inmigración prevé pasar de 2.000 a 3.000 inspectores de trabajo en cuatro años en España, según avanzó hoy en Burgos el subsecretario de Trabajo e Inmigración de este Ministerio, Leandro González Gallardo. Aunque no precisó el número en que se incrementará en Castilla y León, indicó que en la actualidad cuenta con un total de 118 efectivos, 58 inspectores y 60 subinspectores.

González Gallardo mantuvo que para el año 2009 la previsión es que haya una convocatoria de en torno a 250 plazas de inspectores y subinspectores. En este sentido, subrayó que "a pesar de la coyuntura de dificultad presupuestaria" el esfuerzo inversor se mantiene en tecnología de la información y en medios materiales.

Castilla y León cuenta actualmente con 58 inspectores y 60 subinspectores

"Se va a mantener el esfuerzo inversor en materia de tecnología de la información porque es la clave para un mejor funcionamiento de la Inspección y dar mejor servicio a los ciudadanos y a las empresas", afirmó, a la vez que añadió que también se va a mantener el esfuerzo inversor en "medios materiales y locales".

El subsecretario de Trabajo e Inmigración del Ministerio de Trabajo e Inmigración acudió en el Teatro Principal de la capital burgalesa al VII Plenario de la Comisión de Trabajo para la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BURGOS