El Valle de los Caídos
El Valle de los Caídos, en Madrid, en una imagen de archivo. ARCHIVO

El juez Baltasar Garzón ha ordenado la exhumación de ocho cadáveres de republicanos que fueron enterrados en el Valle de los Caídos sin el consentimiento de sus familiares.

Fueron fusilados y desenterrados 23 años después

La tarea se antoja difícil, ya que, según los expertos, en el mausoleo hay entre 40.000 y 60.000 nichos; y los cuerpos de los ocho fusilados, siete hombres y una mujer, se encuentran en una caja colectiva (salvo uno de ellos, que está en una caja individual), según publica El País.

Este grupo de republicanos fue fusilado el 20 de agosto de 1936 en un municipio abulense y lanzados a un pozo en un pueblo cercano para, 23 años después, ser desenterrados y trasladados al Valle de los Caídos poco antes de su inauguración.

Enviaron los cuerpos de los republicanos porque algunas viudas del bando nacional no permitieron que sus maridos fueran trasladados al mausoleo, añade el diario.