El emotivo discurso de Sonsoles tras convertirse en la última expulsada de 'MasterChef 8': "No hay límites"

Sonsoles, concursante burgalesa de 'MasterChef 8'.
Sonsoles, concursante burgalesa de 'MasterChef 8'.
RTVE

Pese a ser la octava edición de MasterChef una de las que más encontronazos ha tenido hasta la fecha, hay también en ella excepciones, amistades y concursantes que se ganaban la simpatía y el cariño de la mayoría de sus compañeros. Ese es el caso de Sonsoles Conde, séptima expulsada de la edición.

Procedente de Burgos, y aficionada a viajar, esta farmacéutica de 43 años se caracterizó a lo largo del programa por su positividad a la hora de afrontar los desafíos y las críticas. Conde también ha sentado un precedente al ser la primera concursante con discapacidad en el talent culinario.

En la prueba por la que fue expulsada, estaba nominada junto a Teresa y Luna, y debían hacer un plato libre utilizando técnicas de cocina como el ahumado, para que las tres aspirantes mostraran sus destrezas y cómo estas habían evolucionado en el desarrollo del concurso. 

La propuesta de Conde se llamó "Pato a la naranja con frutos rojos y técnicas avanzadas", y pese a su apetecible nombre, no logró convencer al jurado, que eligió el plato como el peor de la prueba, convirtiendo a Sonsoles en la séptima expulsada del programa. Esta explicó que sus errores fueron "hacer la compra sin cabeza, no tener las ideas claras y no ser organizada".

El discurso de Sonsoles 

Después, dedicó unas emotivas palabras de agradecimiento al concurso y a los jueces, y dio un mensaje de ánimo y empoderamiento a la audiencia: "No hay límites, lo que uno se propone lo consigue. Quiero agradeceros a todos la oportunidad". 

Y continuó: "Me voy con la mochila llena de cosas buenas y bonitas. Me lo habéis hecho muy fácil, para mí has sido un crecimiento enorme". Entonces, los jueces le preguntaron por quién le gustaría que ganara el concurso. En un principio se decantó por dos participantes, pero después eligió a una.

"Teresa e Iván como finalistas, y Teresa ganadora. Reconozco mis limitaciones en cocina, y en esta ocasión era justo y necesario que me fuera yo". Sin embargo, la burgalesa ya busca dar guerra de nuevo, y en Twitter le ha pedido otra oportunidad a Jordi Cruz, utilizando un vídeo de un divertido momento en el que este esperaba mientras ella, despistada, buscaba un vaso que tenía encima de la mesa.  

Mostrar comentarios

Códigos Descuento