Una inmensa nube de polvo obliga a cortar el tráfico en los túneles de la M-30

  • Una máquina barredora ha provocado una inmensa nube de polvo que no dejaba ver "absolutamente nada".
  • Coincide con el anuncio de huelga de los bomberos de la Calle 30.
  • El tráfico ha permanecido cortado unos minutos.
Tráfico cortado en uno de los túneles de la M-30 por la nube de polvo
Tráfico cortado en uno de los túneles de la M-30 por la nube de polvo
JORGE PARÍS

Ha sido sólo un susto, pero, por unos minutos, muchos conductores creyeron estar atrapados en medio de un fuego en los túneles de la M-30.

Sin embargo, el humo que creían ver no era tal, sino polvo. Una inmensa nube de polvo causante de la falsa alarma de incendio que ha provocado, sobre las 11.05 horas, el cierre de uno de los túneles de la M-30.

Esta inmensa nube de polvo se originó por los trabajos una máquina barredora que se encontraba realizando labores de mantenimiento en el 'by-pass' sur de la Calle 30, a la altura de Legazpi.

Los servicios de emergencia dieron media vuelta al comprobar que

no había ningún fuego. Aún así, el tráfico permaneció retenido durante unos minutos debido a la difícil visibilidad en el túnel.

Según los bomberos que se trasladaron al lugar, la nube de polvo no dejaba ver "absolutamente nada".

La causa del incidente puede estar en una excesiva acumulación de suciedad debido a las lluvias de estos días, según el Ayuntamiento de Madrid.

El Consistorio también ha aclarado que los sistemas de ventilación han funcionado a tiempo para que el ambiente del túnel se despejara y los coches volviera a circular.

Huelga indefinida de bomberos

Esta falsa alarma de incendio coincide con la convocatoria de una huelga indefinida, que comenzará mañana, por parte de los bomberos de Calle 30.

Estos trabajadores pertenecen a la Empresa Mantenimiento y Explotación de la M-30 (Emesa), concesionaria del servicio. El motivo de la huelga lo achacan al incumplimiento del pliego de condiciones establecido por el Ayuntamiento de Madrid, sobre todo en el apartado de riegos laborales.

"Los trabajadores (menos de un centenar) no cuentan con los medios necesarios en caso de que se produzca una emergencia en los túneles de la M-30", afirma Miguel del Canto, portavoz de CC OO.

Según el Ayuntamiento de Madrid, la seguridad en los túneles sigue estando garantizada, ya que los bomberos de la M-30 son agentes "de primera intervención" y sus labores las realizará la Policía y los bomberos de la capital durante los días que dure el paro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento