Coercan urge rectificación a la prohibición de rebajas, "un ataque a la línea de flotación del comercio"

La Federación del Comercio de Cantabria (Coercan) ha reclamado una rectificación "urgente" al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y al ministro de Sanidad, Salvador Illa, tras reiterar este último, ayer, que las rebajas "no están permitidas" en comercios físicos, después de haber asegurado el Ministerio de Comercio que sí se pueden hacer y que lo que están prohibidas son las aglomeraciones en los establecimientos.
Un cartel en la entrada de una tienda de moda en el que se lee ' Rebajas'.
Un cartel en la entrada de una tienda de moda en el que se lee ' Rebajas'.
Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo

Los comerciantes cántabros lamentan además de las "dudas" e "incógnitas" generadas al sector el "sinsentido total" de limitar por un lado el aforo en las tiendas, a un 30% de la capacidad habitual, y por otro prohibir descuentos, promociones y ofertas -que sí se pueden hacer online-, por lo que lo consideran un "ataque directo a la línea de flotación" del comercio minorista.

El secretario de Coercan, Gonzalo Cayón, ha tildado en declaraciones a Europa Press de "sorpresa negativa" la rectificación que Sanidad hizo al departamento que dirige Reyes Maroto, y ha advertido de que si se impiden las rebajas en los locales de menos de 400 metros cuadrados se producirá un "desequilibrio total" respecto a grandes superficies y centros comerciales, causando un "daño tremendo" al pequeño comercio.

En declaraciones a esta agencia, ha indicado que la medida, en función de cómo se interprete la disposición adicional segunda de la orden publicada en el BOE, puede suponer una "desventaja" para los minoristas a la hora de reactivar sus ventas tras prácticamente dos meses cerrados por el estado de alarma decretado a raíz de la pandemia del coronavirus.

Así las cosas, ante la confusión generada, que llevó a Coercan y a otras federaciones y patronales a solicitar aclaraciones, el secretario de la agrupación regional demanda "certezas" y "seguridad", y espera que haya una aclaración final y "confirmación por escrito" del Ejecutivo central acerca de si pueden hacer o no rebajas en sus negocios.

Al hilo, Cayón recuerda que los comerciantes se han "gastado dinero de su bolsillo" durante el confinamiento para adecuar sus establecimientos a la nueva normalidad y adquirir material (mamparas) y equipos de protección individual (mascarillas, guantes, geles, etc) para sus empleados y clientes, pues los profesionales del sector son "los primeros que quieren seguridad".

También han colocado cartelería y han etiquetado los productos a la venta algunos con promociones y descuentos por lo que, de prohibirse las rebajas, tendrán que cambiar los precios y los letreros otra vez.

El secretario de Coercan cree en cualquier caso que tras estas semanas de restricciones la gente está "concienciada" de aspectos como la necesidad de guardar distancias de seguridad, por lo que es partidario de ciertas medidas, por ejemplo limitar el aforo, pero no de que se prohíban rebajas, pues sería "un jarro de agua fría" y un "ataque directo" al sector. "¿Qué será lo próximo?", se pregunta para finalizar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento