Manifestación por el asesinato de una joven en Ripollet.
Manifestación por el asesinato de una joven en Ripollet. EFE

La Fiscalía imputó ayer un delito de homicidio a los dos menores detenidos por haber degollado, presuntamente, una chica de 14 años el pasado sábado en un descampado de Ripollet. Ahora, se pueden enfrentan a la máxima pena: ocho años de internamiento en un centro de justicia juvenil.

El ayuntamiento reclamó que no se propaguen rumores porque pueden enturbiar la normal convivencia
La víctima
murió desangrada como consecuencia de un navajazo en el cuello. Después de que los Mossos d'Esquadra les tomaran declaración, consiguiendo su confesión, los dos jóvenes arrestados pasaron la noche internados por orden del juez de menores. Habrán de pasar un mínimo de seis meses en el centro mientras dure la instrucción del caso.

Ayer, cerca de 800 personas protagonizaron una marcha desde el Ayuntamiento hasta el descampado donde fue asesinada para mostrar su rechazo por el crimen, depositando flores y velas. Para hoy, está previsto que se lleven a término cinco minutos de silencio en los institutos de Ripollet como señal de luto.

El Ayuntamiento del municipio también se ha sumado a la propuesta y reclamó ayer que no se propaguen rumores porque "pueden enturbiar la normal convivencia". Mientras tanto, se mantiene abierta la investigación del caso y se está analizando la ropa manchada de sangre encontrada en un balcón próximo al lugar de los hechos.