María José Campanario
María José Campanario, durante unos premios taurinos en una discoteca madrileña (KORPA). KORPA

Cuatro años de prisión. Esa es la pena que pide la Fiscalía para María José Campanario por un delito de estafa. Para la mujer de Jesulín de Ubrique, la solicitud del fiscal es inaudita, ya que "me piden más pena que a un pederasta", explicó la joven en una declaraciones que recoge la revista ¡Qué me dices! .

Lo que tenga que pasar, pasará, me ponga como me ponga

En cualquier cosa, la joven asegura que sus abogados
siguen luchando por su libertad y para demostrar su inocencia, y que ella tiene "la conciencia muy tranquila".

"Lo que tenga que pasar, pasará, me ponga como me ponga. Estoy en manos de los demás, como ha ocurrido a lo largo de la instrucción", explicó.

A la esposa del diestro se le acusa de haber obtenido de forma fraudulenta pensiones de incapacidad o invalidez. Además, entre los procesados por la misma causa figuran cuatro médicos y dos ex policías locales, así como la madre de María José Campanario, Remedios Torres.

Al parecer, uno de los acusados mantenía una amistad con la familia de Campanario, y durante una cena en Castellón con ésta y su madre, y a pesar de que ésta no reunía los requisitos para una pensión por incapacidad laboral porque no trabajaba y ya tenía reconocida una minusvalía sin derecho a prestación, acordaron que las pondría en contacto con Carlos Carretero para que éste lo lograse.

Así, Carretero se entrevistó con María José Campanario, a la que le solicitó 18.000 euros, que la mujer del diestro le entregó.