El príncipe Guillermo cede parte del jardín del palacio de Kensignton para que aterricen ambulancias aéreas

  • El duque de Cambridge también se ofreció como piloto de salvamento
El príncipe Guillermo de Inglaterra, en el pasado mes de febrero.
El príncipe Guillermo de Inglaterra, en febrero de 2019.
GTRES

Durante esta crisis sanitaria por el coronavirus hay quienes, en el Reino Unido, han aumentado el buen concepto que tenían del príncipe Guillermo dados todos los gestos y ayudas que está aportando. El último de ellos, ceder parte del palacio de Kensington para las ambulancias aéreas.

El nieto de Isabel II no ha cesado, en sus apariciones a través de videollamadas, de apoyar a la sanidad pública de las islas (la NHS en sus siglas en inglés) y, ahora, la pista de su residencia habitual destinada a los helicópteros de la Casa Real podrá ser utilizada por esta para el aterrizaje y repostaje de los vehículos aéreos sanitarios.

Se trata de un valioso tiempo que a buen seguro aprovecharán los paramédicos, que ya no tendrán que llegar hasta el aeropuerto de Watford, lo más cercana, para llenar sus depósitos, sino en Perks Field, unos pastizales cerca de donde viven los duques de Cambridge.

Eso sí, en estos momentos, tanto el hijo de Carlos de Inglaterra como su esposa, Kate Middleton, y sus hijos, el príncipe George, la princesa Charlotte -quien cumplió cinco años el pasado sábado- y el príncipe Louis, están pasando la cuarentena en Anmer Hall, su residencia en Norfolk.

Sin embargo, que no se piense nadie que el príncipe Guillermo no está haciendo todo lo posible por ayudar: ya en marzo quiso entrar en la NHS como piloto de ambulancia aérea, tal y como habría asegura en una visita a un centro de llamadas que tiene la sanidad británica en Croydon, al sur de Londres.

"Guillermo ha estado considerando seriamente poder regresar como piloto de ambulancia aérea para ayudar en la pandemia actual. Él sabe que todo el país está poniendo de su parte y quiere aportar", aseguró una fuente anónima al diario The Sun.

"Pero es difícil, puesto que en su momento fue apartado de ese trabajo para que se convirtiera en un miembro activo de la realeza. Ese papel es aún más importante en estos días, dado que su padre ha estado enfermo, Harry se ha ido con Meghan y Andrés ha sido excluido de la vida pública. Pero Guillermo está muy interesado en hacer todo lo que pueda para ayudar", explicó.

El pasado como piloto de Guillermo de Inglaterra es harto conocido: sirviendo en Anglesey, en la costa de Gales, con la RAF (Real Fuerza Aérea británica), fue teniente de vuelo y, posteriormente, manejó helicópteros de búsqueda y rescate y como médico de la Ambulancia Aérea East Anglian.

Su periplo como como piloto duró tres años y durante ese tiempo participó en 156 operaciones de búsqueda y salvamento, en las cuales 149 personas fueron rescatadas con éxito. Esto mereció que este mismo año fuera nombrado patrocinador de la London Air Ambulance Charity, a pesar de que en 2017 hubo de renunciar para centrarse en sus responsabilidades monárquicas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento