Las empresas instaladas en los márgenes del río Lagares están siendo objeto de un control exhaustivo por parte del Concello. El incendio ocurrido en el polígono de O Gorxal hace unos meses aceleró las inspecciones. Hasta el momento, un total de 114 empresas han colaborado ya en este proceso facilitando sus datos a los agentes de la patrulla medioambiental que revisan a diario la actividad industrial generada a uno y otro lado del río.

El objetivo es evitar los vertidos al Lagares. Y es que el río se ha convertido en el vertedero perfecto para algunas de las más de 500 empresas que operan en zonas como Sárdoma, Lavadores, Fragosiño o Gandarón.

Parte de los residuos que generan estas fábricas pueden ir a parar al río, siempre y cuando cumplan las características que marca la normativa medioambiental y la empresa pague el canon correspondiente. Sin embargo, la ilegalidad en la que se han ido moviendo muchas de estas fábricas ha provocado que la falta de alcantarillado y saneamiento de aguas residuales sea un elemento común en estos minipolígonos industriales.

La falta de sanciones contundentes también ha contribuido a hacer del Lagares un vertedero. Este mismo año las sanciones leves han pasado de 30 a 750 euros, las graves llegan ahora a los 1.500 euros (antes eran 75 euros) y las muy graves pueden llegar a 3.000 euros.

Los últimos intentos de la administración para «limpiar» el cauce todavía no han tenido el efecto deseado. La prueba es que no cesan de aparecer focos. De hecho, según datos de la Policía Local el número de vertidos se ha triplicado en un año.

Arreglos antes del paseo

Aún queda mucho por hacer antes de que se construya el paseo por la ribera que hace algo menos de un mes anunció el conselleiro de Medio Ambiente. Paralelamente al control sobre las empresas el Concello, la Xunta y Augas de Galicia están procediendo al sellado de los puntos negros.

Actualmente, la patrulla medioambiental , formada por 14 agentes,  está trabajando en el polígono de O Caramuxo. Los datos que recogen son remitidos al Laboratorio Municipal y se comprueban las licencias.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VIGO