El 'monstruo de Amstetten' asegura que "nació para violar" y "se contuvo mucho"

  • Sus alteraciones emocionales se deben a "una excepcionalmente fría relación con su madre", según su examen psiquiátrico.
  • En él se observa una "alteración de las preferencias sexuales".
  • Bajo su superficie banal se esconde "una vena maligna".
Josef Fritzl, durante sus vacaciones en Tailandia. (THELONDONPAPER.COM)
Josef Fritzl, durante sus vacaciones en Tailandia. (THELONDONPAPER.COM)
THELONDONPAPER.COM

Josef Fritzl, el jubilado austriaco acusado de encerrar y violar durante 24 años a su hija, con la que tuvo siete niños, sufre una grave "incapacidad emocional" y asegura de sí mismo que "nació para violar", según un informe psiquiátrico.

Según asegura el diario sensacionalista Österreich en su edición de este miércoles, el examen psiquiátrico realizado al presunto violador revela una "alteración de las preferencias sexuales" y una "incapacidad emocional".

Unas alteraciones de la personalidad que, según el diario, vienen derivadas de experiencias en su infancia y de la marca dejada por "una excepcionalmente fría relación con su madre".

"Una vena maligna"

Esa conclusión está reflejada en un informe psiquiátrico de 170 páginas al que habría tenido acceso el periódico.

En él, la psiquiatra Adelheid Kastner indica que, bajo una superficie banal se esconde, en palabras del propio Fritzl, "una vena maligna".

El informe recoge el testimonio del acusado, que llega a indicar de sí mismo que "para alguien que nació para la violación, se contuvo mucho tiempo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento