Podemos ya pidió a Sánchez endurecer el confinamiento hace una semana

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, apaluden a Pablo Echenique.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, apaluden a Pablo Echenique.
EFE/Mariscal POOL

El Gobierno parece que ha dado el paso definitivo para combatir la crisis del coronavirus: el confinamiento total. Al menos hasta el 9 de abril, quedan suspendidas todas las actividades "no esenciales", tal como anunció este sábado el presidente Pedro Sánchez. España sigue de esta manera la estela de Italia, que ya optó por estas medidas extremas hace días. Ha sido, eso sí, un debate importante en el seno de la coalición. Podemos pidió ya hace una semana a Sánchez que endureciera la cuarentena.

"Le solicito que si cambia el escenario, y si fuéramos a un escenario lamentablemente peor, se pudiera considerar en el Gobierno algunos niveles de restricciones de movimientos mayores, como los que se han sugerido por parte de algunos diputados en esta cámara", aseguró en el Congreso el portavoz de la formación morada, Pablo Echenique. Lo hizo en el último pleno, que sirvió para prorrogar el estado de alarma. Pero la petición viene de antes.

Las voces lideradas por Pablo Iglesias instaron al presidente a endurecer las medidas, pero encontraron un freno: Nadia Calviño. La vicepresidenta de Asuntos Económicos ha querido priorizar las repercusiones económicas de esta crisis. Esas tesis, que también encontraron apoyos en el Consejo de Ministros, se han mantenido, avaladas incluso por la pelea que existe en el Consejo Europeo sobre si recurrir o no al fondo de rescate de la UE. Sánchez se ha negado en redondo.

Pedro Sánchez no quiso descartarlo en ninguna de sus comparecencias anteriores, pero este sábado ha optado por dar por buenos los planteamientos de Podemos. En ese marco, el Ministerio de Trabajo, liderado por Yolanda Díaz, aprovechó para encarecer el despido mientras dure el estado de alarma. La parte puramente social y la parte puramente económica han entrado en conflicto en las últimas deliberaciones. Podemos se ha salido con la suya, pero una semana tarde.

A los planteamientos morados se sumaron también desde fuera. El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, avisó al Gobierno ce que las medidas adoptadas para frenar el coronavirus han sido "tardías y laxas" y le instó a suspender toda actividad que no sea esencial: "O paramos el país o nos quedamos sin país". Iñigo Errejón hizo lo propio: "Hay que parar toda actividad esencial". Y así se ha hecho.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento