El índice Dow Jones de Industriales, el indicador principal de la Bolsa de Nueva York, ha terminado la sesión de este lunes con un alza del 11,08% (casi mil puntos), en un ambiente de mayor confianza sobre una posible estabilización de los mercados financieros.

Ese índice, que agrupa a algunas de las mayores corporaciones estadounidenses, avanzó 936,42 puntos, hasta las 9.387,61 unidades, la mayor subida en puntos que registra en su historia.

Así, la Bolsa de Nueva York sigue  la estela alcista de las bolsas asiáticas y europeas, después de una semana en la que registraron espectaculares caídas. El Ibex-35, por ejemplo, principal índice del mercado español, ha cerrado la sesión del lunes con una subida del 10.65%, la mayor desde su creación en 1992.

El Dow Jones había cerrado las tres sesiones anteriores por debajo de los 9.300 puntos y el jueves y el viernes había perdido incluso la cota de los 9.000 puntos.

Un ambiente más optimista

Las reuniones del G-7 y de los jefes de Gobierno de los países de la zona euro, así como las medidas que han puesto en marcha con urgencia para mejorar la liquidez de las entidades bancarias con problemas, ayudaron a restaurar algo de la confianza inversora perdida en las últimas semanas.

A ese ambiente más optimista contribuyó también el cierre de un acuerdo por el que el banco japonés Mitsubishi invertirá 9.000 millones de dólares en el banco estadounidense Morgan Stanley, a cambio de un 21% de participación, después de que en últimos días surgieran algunas dudas sobre la operación.