Kiko y Shara: "No vamos a ser de repente Maluma o Karol G, pero nos gustaría fusionarnos con otros artistas"

  • Los hermanos Gaviño decidieron parar en pleno éxito y porque necesitaban "vivir".
  • Años después volvieron a juntarse y ahora regresan con ‘Ya te he olvidado’, su nuevo tema.
Kiko y Shara.
Kiko y Shara.
JORGE PARÍS

La suya es una carrera de fondo. De idas y venidas. Pero siempre de la mano del éxito. Los hermanos gaditanos Kiko y Shara vuelven a la carga con Ya te he olvidado, que significa un giro a un pop más actual y fresco en el que impera la base electrónica pero sin perder esa esencia que hace que todas sus canciones hagan las delicias de su público.

¿Qué tienen sus temas que gustan siempre tanto? 

Kiko: la química entre hermanos, de nuestras voces, nuestras letras, nuestras melodías... Yo creo que es un conjunto de todo. Intentamos hacer canciones que sean muy de verdad, con letras reales en las que los fans se sientan identificados. Transmitimos el buen rollo entre hermanos, que no es una mentira, sino una verdad. Al final todo suma y llega al público.

Pasan los años y no pierden su esencia. ¿Es fácil o difícil hacer eso? 

Shara: En realidad, trabajamos de una manera muy natural y hacemos lo que nos gusta. El conjunto de las voces en sí, que de eso tienen mucha culpa nuestros padres, es lo que a la gente le gusta. Mucha veces nos paran por la calle solo por habernos escuchado hablar. Es eso, aunque las producciones de las canciones cambien y se actualicen a los tiempos, nuestro sello, que son nuestras voces, siempre está ahí.

"Intentamos hacer canciones que sean muy de verdad, con letras en las que los fans se sientan identificados"

¿Y en ese cambio de sonido tiene más que ver la propia inercia de actualizarse o las exigencias de la discográfica? 

K: Es un poco todo. Al final la discográfica y nosotros somos el mismo equipo. Podemos tener diferencias, pero siempre buscamos el mismo resultado. El mercado te empuja a la realidad, que es que la música ha cambiado mucho, los estilos, la manera de consumirla. Parece que ahora hacer lo que hacíamos antes ha quedado anticuado, porque se lleva mucho lo latino. Al final, hay que ser inteligente, innovar, buscar sonidos nuevos, pero no dejar de ser Kiko y Shara y convertirnos en algo que no somos. Y eso es lo que hemos intentado en este nuevo single.

S: La música está para eso, para investigar, para probar. La música es bonita en todas sus facetas.

¿Se atreverían con el reguetón o el trap?

S: A mí no me importaría. Evidentemente, Kiko no va a ser de repente Maluma ni yo Karol G, pero quizá fusionarnos con otros artistas sí nos gustaría. Ahora se lleva mucho y vende mucho. No lo descartamos y es algo que tenemos en mente. A día de hoy Kiko y Shara no tienen ninguna fusión con ningún artista. Nunca se sabe. No nos da miedo con quién pueda ser.

¿Siguen sintiendo vértigo cuando presentan un nuevo trabajo?

K: El miedo al fracaso siempre está ahí, pero pueden más las ganas de seguir buscando el éxito, de seguir haciendo conciertos, de seguir gustando a nuestro público y, sobre todo, de seguir ayudando a los fans con nuestras letras. Yo soy muy pesado en leer los comentarios de la gente. 

¿Están muy pendientes de lo que os dicen por las redes?

S: Mucho. Estamos todo el día subiendo contenidos, atentos a los fans... Hay tanta cercanía con el público que a la gente le gusta todo lo que pasa en nuestro día a día.

K: Es absurdo hacer tu carrera sin interesarte por lo que opinan tus fans. 

"La música es una terapia fundamental en la vida de las personas y formar parte de eso es muy importante y para eso trabajamos"

¿Son conscientes de lo que pueden provocar en la gente que, aunque sea una vez, les ha escuchado?

K: A mí me sigue sorprendiendo. Venimos de una familia muy humilde, somos de clase media y siempre nos hemos tenido que trabajar mucho las cosas, así que ver que el público valora nuestro trabajo y que les hemos ayudado en algún momento de sus vidas con nuestras canciones le da sentido a todo. La música es una terapia fundamental en la vida de las personas y formar parte de eso es muy importante y para eso trabajamos.

Kiko y Shara.
Kiko y Shara.
JORGE PARÍS

¿Es fácil trabajar juntos siendo hermanos?

S: Llevamos ya 15 años trabajando juntos y toda una vida juntos, porque somos hermanos y nos llevamos solo un año y medio. Nos llevamos muy bien y tenemos mucha complicidad, pero, ¿qué hermanos no se pelean? Al final, con el tiempo, vamos madurando, nos respetamos.

¿Los recuerdos de estos 15 años de carrera llegan a borrar los recuerdos de los dos juntos de cuando eran pequeños?

S: ¡Que va! Nos acordamos de todo lo que hemos vivido. Yo recuerdo más la parte infantil que la de trabajo, porque hemos vivido tantas cosas en tan poco tiempo que hay muchas que se me borran.

K: Con el paso del tiempo vas valorando mucho más lo de antes. Nuestra juventud, a nuestros padres... El trabajo no ha enfriado nuestra relación de hermanos, al revés, la hace más especial.

"Nos llevamos muy bien y tenemos mucha complicidad, pero, ¿qué hermanos no se pelean?"

Entonces, ¿por qué se separaron?

S: Quizá porque vivimos muchas cosas en muy poco tiempo. Necesitábamos parar, reflexionar. Ver qué estábamos haciendo y valorar lo que teníamos. Y vivir, sobre todo vivir, porque en un año llegamos a tener más de 100 conciertos. No había tiempo para estar en casa y hacer una vida normal.

K: Nos hemos encontrado con muchas personas que nos dicen que para nuestra carrera nos vino mal separarnos, pero es que era lo que necesitábamos. Era una locura, siempre viajando. Queríamos ordenar nuestras vidas.

¿Qué sacaron de positivo en su camino en solitario?

K: Que hay que vivir todo con más calma y de una manera mucho más madura. Vaciarte de negatividad y empezar de nuevo.

¿Y esa forma de vivir fue por pura inercia o por ganas de éxito?

S: Partiendo de la base de que amamos nuestro trabajo y que siempre hemos sido muy exigentes con él, también es cierto que fue la inercia de lo que nos estaba sucediendo. Nuestros pensamientos siguen siendo los mismos, siempre queremos más, pero desde un punto más maduro.

K: Siempre buscas el éxito, pero, cuando lo consigues, vives en una mentira. Al final te das cuenta de que lo importante es ser feliz y disfrutar con lo que uno hace. Lo importante es tener a tu familia cerca, trabajar en lo que te gusta y llegar a fin de mes. Y, desafortunadamente, no toda la gente lo consigue.

"Nos separamos porque necesitábamos parar, reflexionar. Ver qué estábamos haciendo y valorar lo que teníamos. Y vivir, sobre todo vivir"

Aunque parezcan eternos adolescentes, ya no lo son y tienen hasta niños...

K: Claro, cuando eres padre o madre, dejas de pensar en ti. Ya todo lo haces por ellos, porque no les falte de nada. La vida cambia.

¿Y si ellos les dicen que quieren ser artistas?

S: Yo nunca les cerraría la puerta e intentaría guiarlos. 

K: Yo no lo sé. La música es un trabajo muy complicado y sacrificado, por lo menos como yo lo he vivido. Con mi hijo el mayor, que tiene 13 años, lo hablo muchas veces. Yo prefiero que tenga una estabilidad en casa y sus estudios.

Cuando se reúnen en familia o con amigos, ¿cantan sus canciones?

S: No. Solemos desconectar. 

K: Cantamos de todo, menos nuestras canciones [risas]. Cuando estoy con mi grupo de amigos de toda la vida ellos saben que a mí no me pueden pedir que cante. Saben que no voy a hacerlo. Tiene que salir de mí porque si están detrás de mí me cortan el rollo.

Kiko y Shara.
Kiko y Shara.
JORGE PARÍS

¿Tiene buen recuerdo de Los Caños? 

K: La época de Los Caños ha sido una de las más felices de mi vida. La viví de una manera muy adolescente junto a dos grandes amigos. Disfrutando constantemente las 24 horas. Disfrutando de la música. Creamos un estilo, un fenómeno fan y marcamos una época. Yo escucho algo que tenga que ver con mi época en Los Caños y me sale una sonrisa en la cara. Es que no solo fue bonita para mí, sino también para la familia.

S: Yo era la popular del instituto porque era la hermana de Kiko, de Los Caños. Y eso me venía a mí también [risas].

Kiko y Shara.

KIKO Y SHARA

  • Cantantes.
Kiko y Shara es un dúo musical formado por los hermanos gaditanos Juan Manuel Gaviño 'Kiko' (1985), que también estuvo en la formación Los Caños, y Sara Gaviño 'Shara' (1987). Juntos tienen seis discos de estudio.

¿Nunca ha habido celos entre hermanos?

K: Eso es una gilipollez. Como artistas nos valoramos y nos respetamos mucho. Siempre nos hemos ayudado y no nos hemos pisado nunca. Podríamos ser más egoístas pero lo que hacemos es mirar por el bien de los dos. Vamos en el mismo barco. Además, lo que pasó con Los Caños nos vino luego muy bien a Kiko y Shara, porque gran base de nuestros seguidores venía de allí.

"La época de Los Caños ha sido una de las más felices de mi vida. Creamos un estilo, un fenómeno fan y marcamos una época"

Ahora que están de moda los talents, ¿participaríais en alguno?

K: ¿Por qué no? Todo son experiencias.

S: A mí me encanta Tu cara me suena, sobre todo porque es un programa que trabaja la música en todas sus facetas. Es divertido y a nivel mediático está muy bien.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento