Los líderes fracasan en su intento de cerrar el presupuesto de la UE para los próximos años

Banderas del Parlamento Europeo sin la de Reino Unido.
Banderas del Parlamento Europeo 
Philipp von Ditfurth/GTRES

Los líderes han fracasado en su intento de cerrar este viernes un presupuesto de la Unión Europea para los próximos siete años, según han confirmado fuentes comunitarias, debido a las profundas diferencias que persisten entre los países ricos del bloque, partidarios de recortar los fondos agrícolas y regionales, y los países que apuestan por mantenerlos, entre los que se encuentra España.

Este desenlace implica que los líderes tendrán que volverse a ver para intentar el acuerdo, todo apunta que será durante la primera semana de marzo. Los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete han rechazado en apenas media hora de reunión la última propuesta que ha llegado a su mesa, que sólo introducía pequeños cambios a los recortes planteados previamente para la Política Agrícola Común (PAC) y la Política de Cohesión.

España consideraba que el último documento que ha llegado a la mesa de los líderes era "muy insuficiente", según han informado fuentes de Moncloa, que aseguran que es la misma opinión que tiene la quincena de países que forman el grupo llamado "amigos de la cohesión".

Las reivindicaciones de este conjunto de socios del sur y el este del bloque choca de plano con la postura de los países más ricos, como Países Bajos, Austria, Dinamarca o Suecia, los llamados "cuatro frugales", que abogan por un presupuesto comunitario más reducido y mayores reducciones de la PAC y la Cohesión.

Este grupo de países, aseguran las mismas fuentes españolas, ha ganado un "protagonismo excesivo" en las negociaciones y eso ha provocado la "reacción" de países con "mucho más porcentaje de población" y ahora quieren que "su voz se oiga con la misma fuerza y firmeza".

El Gobierno, que asegura que el presidente Pedro Sánchez está teniendo un papel importante en las negociaciones y actúa junto al primer ministro portugués, Antonio Costa, de portavoz no oficial de los países "amigos de la cohesión", considera además que va a haber un rechazo mayoritario a la nueva propuesta

El nuevo documento técnico, planteado por la Comisión Europea recortaría la dotación prevista en el plan que ha servido de base negociadora hasta el momento, de forma que pasaría del 1,074 % de la renta nacional bruta conjunta al 1,069 %. 

Para el Gobierno esta propuesta "se aleja mucho" de lo que España considera un presupuesto que cubra las "necesidades mínimas" que Europa necesita. En términos absolutos, la nueva propuesta supondría pasar de los 1,094 billones de euros, a un marco financiero de 1,089 billones, lo que implica un recorte de unos 5.000 millones de euros.

 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento