¿Qué son la PAC y los fondos de cohesión y por qué España está disgustada con el borrador de la UE?

Agricultores durante una protesta en Almería.
Agricultores durante una protesta en Almería.
Carlos Barba / EFE

La Unión Europea debate unos presupuestos europeos que proponen recortes en los fondos de cohesión y de la Política Agraria Común (PAC). Una propuesta que el Gobierno español considera "altamente decepcionante" y tiene razones para ello: España podría perder hasta 925 millones anuales en ayudas procedentes de Bruselas. 

La PAC es un fondo de ayudas europeo para sector agrícola y ganadero. Comprende tanto financiación de políticas como pagos directos a los beneficiarios. Se calcula que absorbe un 40% del presupuesto comunitario, por lo que es una de las partidas más importantes de los fondos de Bruselas.

Está política nació en los años 60 como respuesta a la situación del campo en la posguerra. A lo largo de los años se ha venido reformando, y actualmente se sostiene por tres pilares: pagos directos, política de precios y mercados y políticas de desarrollo rural.

Ahora la PAC se enfrenta a un dilema: los socios comunitarios deben impulsar una reforma que se aplicará a partir de 2021, y lo deben hacer en medio de las negociaciones de los presupuestos comunitarios para los próximos siete años.

Recortes a la PAC

El problema es que la salida del Reino Unido de la Unión deja en las cuentas 2021-2027 un agujero de 75.000 millones de euros, o lo que es lo mismo, unos 10.000 millones de euros anuales menos. 

Para paliar las consecuencias del brexit, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, propone un recorte del 14 % en los fondos de la Política Agraria Común. Ello derivaría en un hachazo al menos un 10% a las ayudas directas.

Según el Ministerio de Agricultura, tan solo en 2017 las ayudas directas, que beneficiaron a 775.000 perceptores, significaron 6.678 millones de euros para España. El Gobierno calcula que un 30% de la renta media de los agricultores proviene de estos fondos.

Según cálculos de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), los recortes planteados por Michel se traducirían en un "hachazo" de 54.000 millones repartidos en 7 años para toda la UE. Ello significaría una pérdida anual de 7.000 millones, de los que 925 millones corresponderían a España. 

La negociación, además, se produce en plena crisis del campo español, con los agricultores protestando desde hace semanas para reclamar un reparto más justo por el valor de sus productos en la cadena alimentaria.

Fondos de cohesión

Otra de las propuesta de Michel para equilibrar las cuentas europeas es recortar un 12,1 % los fondos de cohesión, unas partidas que se crearon cuando la UE aún se llamaba Comunidad Europea. 

Son ayudas para financiar proyectos de transporte, educación, salud y medio ambiente en países con un PIB inferior al 90% de la media de los miembros de la UE.

España no estaba entre los elegidos para el periodo 2014-2020, que ha beneficiado a Bulgaria, Croacia, Chipre, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Grecia, Hungría, Letonia, Lituania, Malta, Polonia, Portugal, República Checa y Rumanía.

Sin embargo, el Gobierno de Sánchez considera que ese dinero cumple un "papel fundamental" para lograr la convergencia de las regiones. España se encuentra en el grupo de los "amigos de la cohesión", 16 países del sur y este que defienden el mantenimiento de estos fondos en la misma medida que el presupuesto anterior.

Estos países apuestan por que el presupuesto europeo se acerque al 1,11% de la renta nacional bruta, frente al 1% que defienden los países austeros o "frugales": Holanda, Austria, Suecia y Dinamarca.

Tanta Europa
Tanta Europa
Mostrar comentarios

Códigos Descuento