Vuelven los más grandes

Deep Purple, una leyenda del rock duro, con la mayor parte de sus originales miembros, ofrece un concierto imprescindible en Atarfe, con Saxon de teloneros
El guitarrista Steve Morse y el cantante Ian Gillan, en un concierto ofrecido a principios de mes en Canadá.
El guitarrista Steve Morse y el cantante Ian Gillan, en un concierto ofrecido a principios de mes en Canadá.
Foto
Antes el heavy no existía, y después nadie los superó. Por Deep Purple han pasado, desde que se formó el grupo en 1968, hasta 13 componentes.
 
Pero, como las míticas alineaciones futboleras, los cuatro que siempre se recordarán son éstos: John Lord, en los teclados, de donde han salido solos de guitarra espectaculares. Roger Glover, al bajo, con una profundidad capaz de sostener al grupo entero.
 
Ian Paice, siempre enterrado entre los timbales de su batería. Ritchie Blackmore, el mejor guitarrista de la historia del género; y la prodigiosa voz de Ian Gillan, capaz de entralazarse con la guitarra de Blackmore hasta confundirse uno y otro sonido (óigase Strange Kind of Woman en el directo Made in Japan).
 
De los cinco sobreviven ahora tres: Gillan, Paice y Glover. Don Airy ha sustituido a Lord en los teclados, y Steve Morse a Blackmore en la guitarra (tarea imposible, por otra parte).
 
El grupo vuelve para explotar aún su último disco, de 2003, Bananas, aunque es inminente el lanzamiento, para septiembre, de su nuevo trabajo, Rapture of the Deep, según anunció esta semana su compañía discográfica.
 
Pero este sábado, cuando inicien su concierto en Atarfe, a la gran mayoría de asistentes les importará poco su último disco o el próximo. Lo que querrán sentir es el directo de canciones míticas como Smoke on de Water, Highway Star o Child in Time. Temas que se convirtieron en leyende en el disco en directo Made in Japan.
 
* Deep Purple y Saxon. Plaza de toros de Atarfe. 22.30 horas. Entradas a 34,1 euros en la red Ticktackticket y tiendas Tipo, Melgamusic, Krisis, Navegaweb y taquilla del teatro Isabel la Católica.
 
 Saxon, un telonero de lujo que triunfó en los ochenta
 
A los Purple los precederá un grupo que por sí solo podría llenar cualquier escenario, Saxon, una contundente banda también británica que se hizo famosa en la década de los ochenta con un heavy metal de mucha calidad, marcado por la inconfundible voz de su cantante, Biff Byford, y una puesta en escena espectacular.
Si los legendarios Deep Purple están en su tercera época, los Saxon están a punto de llegar, aunque son una década menos veteranos.
 
Pero este tipo de conciertos son, sobre todo, de la nostalgia, del interés por escuchar canciones que emocionaron hace mucho tiempo. Entre todas las de Saxon sobresale una: Crusader. Suele ser pedida a coro por el público. Se trata de un tema épico, que recuerda a luchas medievales, en el que, en su versión grabada, se oye el sonido de los caballos, de las espadas y los gritos de guerra de los soldados. Pero a buen seguro que sonará también Motorcycle Man (puede aparecer una moto por el escenario), Wheels of Steel y la bella Princess of the Night. El último disco del grupo se llama Lionheart, con el que celebraron su 25 aniversario, ya que la banda se formó en 1979.
 
Saxon nunca ha tenido el nombre de otros grupos de su época como Iron Maiden o Black Sabbath, los más fieles representantes de su década, pero están en el primer nivel del rock duro de siempre. Seguro que los asistentes al concierto de Atarfe no se impacientarán con su actuación, esperando que llegue el turno de los Purple. Alguno incluso se olvidará de que después viene la gran leyenda del heavy. Aunque serán los menos.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento