Comer sano es comer legumbres, y mejor si son de una de las 10 denominaciones de origen españolas

  • Aunque en el súper abundan las legumbres procedentes de EE UU, Canadá, México o Argentina.
  • El consumo per cápita de legumbres en España ha caído bastante en las últimas décadas. 
Legumbres
Las legumbres, variadas, sanas y abiertas a decenas de preparaciones.
PIXABAY

Comer sano es comer legumbres. Son alimentos bajos en grasa y sodio; contribuyen a reducir el riesgo de hipertensión y enfermedades cardiovasculares; y no tienen colesterol ni gluten. Son casi perfectas.

Las legumbres constituyen una fuente de proteínas de origen vegetal, hierro, potasio, fibra y folato, una vitamina B que se encuentra de forma natural en muchos alimentos y ayuda, por ejemplo, a prevenir anomalías en el feto durante el embarazo.

Por algo las Naciones Unidas recomiendan el consumo de legumbres como una manera de diversificar las dietas, sobre todo en los países en desarrollo. Y además, esto no lo dice la ONU, admiten un montón de formas distintas de cocinarlas.

Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), el consumo per cápita de legumbres en España se situaba en 2018 en 3,20 kilos por persona al año, el 2,4% más que un año antes, aunque su nivel ha caído bastante en las últimas décadas.

Algo así como si comer lentejas, garbanzos o alubias fuera "viejuno"; algo de otro tiempo; comida de tiempos de pobreza, en los que las familias no siempre podían llevar carne o pescado a su mesa. Menos mal que las nuevas generaciones, veganas o vegetarianas, han recuperado las legumbres para su dieta habitual.

A nivel mundial, la producción media de legumbres de las últimas campañas se aproximó a los 45 millones de toneladas, según datos de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO). En nuestro país, en las últimas cinco campañas se produjeron de media unas 269.000 toneladas de leguminosas grano (judías secas, lentejas, garbanzos), según datos del ministerio.

Es verdad que últimamente cuando vamos al súper lo que encontramos son legumbres de marca española pero procedentes de EE UU, Canadá, México o Argentina. Se calcula que tres cuartas partes del consumo nacional procede de legumbres importadas. Pues no, hay que apostar por la legumbre de aquí, y no solo por calidad.

En España hay ocho Indicaciones Geográficas Protegidas y dos Denominación de Origen Protegida de legumbres.
IGP y DO de legumbres españolas.
MAPA

Y hay mucho donde elegir. Actualmente existen en España ocho Indicaciones Geográficas Protegidas y dos Denominación de Origen Protegida. El MAPA las define así:

I.G.P. Faba Asturiana

Es una judía seca de la variedad Granja Asturiana, de grano oblongo y alargado y fondo blanco. Tras su cocción, es la universalmente conocida fabada asturiana (entre otros platos), el grano se presenta entero, con piel lisa, albumen blando y mantecoso y poco o nada harinoso.

I.G.P. Alubia de la Bañeza-León

La zona de producción agrícola, se encuadra en 98 municipios de la provincia de León pertenecientes a las comarcas agrarias de Astorga, El Páramo, Esla-Campos, La Bañeza, La Cabrera y Tierras de León, así como en 20 municipios de la comarca de Benavente-Los Valles, en la provincia de Zamora, colindante con la anterior. Utiliza las varieades Canela, Plancheta, Pinta y Riñón Menudo.

I.G.P. Garbanzo de Fuentesaúco

La comarca de Fuentesaúco comenzó el cultivo del garbanzo con la colonización romana y, desde entonces, las referencias literarias sobre este cultivos son numerosas, todas ellas a favor de su calidad. En el siglo XVI el producto gozaba ya de protección real y se vendía de forma habitual en la Corte. Esta legumbre se caracteriza por su tamaño, entre mediano y grande, su pico curvo y pronunciado y una piel de rugosidad intermedia. Tras la cocción, los garbanzos se mantienen íntegros, la piel es blanda y suave al paladar y su interior uniforme y mantecoso.

IGP Judía de El Barco de Ávila

Pertenecen a esta IGP las variedades: blanca riñón, blanca redonda, arrocina, blanca planchada, morada redonda, morada larga y judión de El Barco.

IGP Lenteja de La Armuña

Es una de las lentejas más sabrosas y originales del mundo y cuenta con una variedad propia e inimitable.

IGP Lenteja de la Tierra de Campos

Lenteja de color pardo o marrón rojizo que la caracteriza. Es una de las lentejas más aptas para cocinar, ya que ni siquiera necesita remojo. De pequeño tamaño, es apreciada por su blanda textura.

I.G.P. Faba de Lourenzá

Son judías de la variedad local de la zona de Lourenzá (Lugo) conocida como "Faba Galaica", de color blanco uniforme, sin dibujos, de tamaño muy grande y forma arriñonada, larga y semillena. Se caracteriza por la escasa proporción de piel (entre 8-10%) y su elevada capacidad de absorción de agua (superior al 100%).

D.O.P. Mongeta del Ganxet

Protege las semillas de la judía Phaseolus vulgaris L. del la variedad autóctona "ganxet", secas o cocidas y en conserva. Las conservas de judías acogidas a la DOP serán elaboradas únicamente con judías de la variedad "ganxet" protegidas por la DOP, agua y sal. No se permitirá la utilización de ningún tipo de aditivo ni conservantes.

I.G.P. Garbanzo de Escacena

El producto que ampara esta Indicación Geográfica Protegida bajo el nombre de "Garbanzo de Escacena" es el fruto de la especie vegetal Cicer arietinum L., del ecotipo local del Campo de Tejada y de las variedades registradas o que se registren del tipo comercial Lechoso.

D.O.P. Fesols de Santa Pau

Ampara las semillas de judía de las variedades tradicionales Tavella Brisa, Setsetmanera y Gra Petit. La zona geográfica de producción corresponde a los municipios de Santa Pau, Castellfollit de la Roca, Les Planes d’Hostoles, Les Preses, Olot, Sant Feliu de Pallerols y Sant Joan les Fonts (todos pertenecientes a la comarca de La Garrotxa, en Cataluña).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento