La apertura de la estación de Gran Vía podría retrasarse hasta el inicio de 2021

  • Ángel Garrido ha explicado que las obras relacionadas con el patrimonio arqueológico se completarán este trimestre.  
Imagen de las obras del metro de Gran Vía en la Calle Montera.
Imagen de las obras del metro de Gran Vía en la Calle Montera.
Jorge París

El consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha anunciado este martes que las obras que comunicarán la estación de Metro de Gran Vía con la de Sol podrían finalizar este año aunque podrían alargarse hasta el inicio de 2021, porque ahora mismo la prioridad de la intervención arquitectónica es salvaguardar los restos arqueológicos que han ido aflorando durante los trabajos. 

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el consejero ha explicado que los planes iniciales de la consejería se vieron modificados ya iniciadas las obras porque se tuvieron que acometer actuaciones de emergencia "producto del descubrimiento de unas muestras de valor patrimonial en las excavaciones", las últimas, el pasado mes de diciembre. 

"Hemos atendido los requerimientos que nos han formulado desde la Dirección General de Patrimonio", ha señalado Garrido, que ha defendido que lo más importante es salvaguardar los restos arqueológicos que se han encontrado, cuyas tareas de conservación aún no han finalizado. De hecho, según ha precisado el consejero, está previsto que se completen a lo largo del primer trimestre de este año.

Las obras en la céntrica estación de Gran Vía para construir un túnel peatonal que la conectara con la de Sol comenzaron en agosto de 2018. La previsión inicial era que duraran unos nueve meses, pero el hallazgos de algunas ruinas históricas, como parte del ascensor diseñado en 1919 por el arquitecto Antonio Palacios, han retrasado más de lo previsto la duración de esta intervención en el centro de la capital. 

Cifras de récord en Metro 

Una de las consecuencias directas del cierre de la estación de Gran Vía ha sido el 'trasvase' de viajeros a la cercana Callao, de las líneas 3 y 5, que ha visto cómo se incrementaba la demanda de viajeros, tal y como ha explicado este martes el consejero de Transportes en la presentación de la memoria de actividad del suburbano.

Metro de Madrid alcanzó los 677,4 millones de viajeros en 2019, lo que se traduce en un aumento de la demanda del 3,08% con respecto a 2018 y en el tercer año con más viajeros desde que hay datos, de acuerdo con el Ejecutivo regional. Garrido ha indicado que las cifras del año pasado le convirtieron en el sexto consecutivo con incremento de demanda.  De momento, los dos ejercicios con mejores resultados siguen siendo 2007, cuando se alcanzaron los 687,7 millones de viajeros, y 2008, con 685,5 millones.

La línea 6 de Metro fue, un año más, la que mayor número de viajeros registró, al alcanzar los 111,7 millones. La estación más utilizada, sin embargo, no pertenece a este trazado, sino a las líneas 1, 2 y 3. Se trata, cómo no, de Sol, por la que pasaron en 2019 hasta 24,4 millones de viajeros.

El 29 de noviembre fue el día de mayor demanda en los cien años de historia de Metro con 2,7 millones de viajeros, coincidiendo con la celebración del Black Friday. También el 14 de diciembre se batió el récord de mayor demanda de la serie histórica en un sábado, con 1,7 millones viajeros. Asimismo, octubre de 2019 registró 66,1 millones de viajes, que es la demanda mensual más alta de la historia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento