Bush advierte de una "larga y dolorosa recesión" si no se aprueba el plan de rescate

  • El presidente de EE UU ha pedido a los ciudadanos y al Congreso que apoyen el multimillonario plan de rescate bancario de su gobierno.
  • "EE UU podría caer en un pánico financiero", dice en televisión.
  • Indicó que los mercados no están "funcionando apropiadamente".
  • ANÁLISIS: El colapso de un sistema financiero.
George W. Bush, durante su discurso televisado desde la Casa Blanca. (Yuri Gripas / Reuters).
George W. Bush, durante su discurso televisado desde la Casa Blanca. (Yuri Gripas / Reuters).
Yuri Gripas / Reuters

El presidente de EE UU, George W. Bush, ha pedido a los ciudadanos y al Congreso que apoyen con urgencia el multimillonario plan de rescate bancario de su gobierno, con la advertencia de que, de lo contrario, el país puede entrar en una "larga y dolorosa recesión".

Estados Unidos podría caer en un pánico financiero, a lo que seguiría una situación agobiante

"Sin una acción inmediata por parte del Congreso, Estados Unidos podría caer en un pánico financiero, a lo que seguiría una situación agobiante" en el país, dijo Bush este miércoles por la noche en un mensaje televisado.

"No debemos permitir que esto ocurra. Debemos actuar lo antes posible", dijo Bush, en lo que The New York Times calificó como su discurso más importante quizás desde los ataques del 11 de septiembre del 2001.

Acción inmediata

El presidente, un firme defensor de libre mercado, reconoció que en condiciones normales se opondría a un plan de intervención de la dimensión que maneja su Gobierno, 700.000 millones de dólares en la compra de activos dañados de la banca. Pero según dijo, "las situaciones extraordinarias merecen acciones extraordinarias", y la crisis actual requiere una acción "inmediata, porque de los contrario el país entraría en una "larga y dolorosa recesión".

Estamos en una grave crisis y el Gobierno está respondiendo con acciones contundentes

En su discurso, pronunciado desde la Casa Blanca, el mandatario trató de convencer al pueblo estadounidense de que se debe apoyar el plan de rescate financiero que ha propuesto su Gobierno al Congreso, y cuyo costo asciende a 700.000 millones de dólares. "Estamos en medio de una grave crisis financiera y el Gobierno está respondiendo con acciones contundentes", dijo Bush, quien advirtió también de que los mercados no están "funcionando apropiadamente" y se ha perdido la confianza en ellos.

Bush se dirigió al país inmediatamente después de invitar a los líderes del Congreso y a los candidatos republicano y demócrata, John McCain y Barack Obama, a una reunión este jueves en la Casa Blanca para tratar de llegar a un compromiso conjunto sobre el plan de rescate.

Los dos candidatos presidenciales emitieron un comunicado conjunto para invitar a los líderes del Congreso a trabajar unidos. "Es el momento de superar las diferencias políticas por el bien de la nación. No podemos arriesgarnos a entrar en una catástrofe económica", dice el texto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento