Exgerente de Urbanismo de Castro asegura que trabajaba con "total libertad"

Javier Ibarrola, uno de los gerentes de Urbanismo del Ayuntamiento de Castro Urdiales con Fernando Muguruza como alcalde, ha declarado este martes en el juicio que se celebra en la Audiencia provincial por irregularidades urbanísticas en el desarrollo de un sector de La Loma, que desempeñó su trabajo con "total libertad" y sin injerencias de los políticos.
Javier Ceruti declara como testigo en el juicio de La Loma
Javier Ceruti declara como testigo en el juicio de La Loma
EUROPA PRESS

En la sesión de este martes han declarado los últimos testigos de las defensas, entre ellos los exgerentes de Urbanismo Javier Ceruti y y Javier Ibarrola; y el Ayuntamiento de Castro ha aportado nueva documentación sobre la construcción del depósito de agua de La Loma y la modificación del plan parcial del SUNP 12, cuya nulidad solicitan la Fiscalía y la acusación particular que ejerce la Junta Vecinal de Santullán.

El magistrado Agustín Alonso, presidente de la Sección Tercera de la Audiencia, únicamente la ha admitido a efectos de constancia y para dar traslado a las partes, ya que no es el momento procesal para aportar nueva prueba, por lo que no se podrá utilizar en las periciales, que comienzan mañana.

Javier Ceruti, actual portavoz de Ciudadanos y concejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de Santander, que fue gerente de Urbanismo en Castro de mayo a diciembre de 2005 -para cubrir la baja de Alicia García-, ha explicado que su cometido era "intentar impulsar procedimientos en un departamento que estaba muy cargado de asuntos".

Es lo que ha respondido cuando el abogado de Muguruza le ha preguntado si el exalcalde intentaba influir en su trabajo. "El objetivo era sacar el mayor número de asuntos con la mayor celeridad", ha explicado Ceruti, quien ha destacado que en aquella época había 10.400 expedientes en la oficina de urbanismo y "había un intento de deshacer ese atasco".

"HICE MI TRABAJO CON ABSOLUTA LIBERTAD"

Por videoconferencia ha declarado Javier Ibarrola, gerente de Urbanismo de marzo a julio de 2008, cuando ya estaba en marcha la instrucción del juez Luis Acayro Sánchez, titular del Juzgado nº 2 de Castro. "Nadie me pidió que hiciera nada, pero ni mal ni bien; no me pedían nada, hice mi trabajo con absoluta libertad", ha asegurado, y ha añadido que "nunca vio ninguna ilegalidad ni anomalía".

"No había ninguna voluntad, ni en Muguruza ni en ningún concejal, de saltarse el procedimiento ni influir en la voluntad de los técnicos", ha dicho Ibarrola, quien ha repetido en varias ocasiones que "nunca nadie del Ayuntamiento me hizo ni la más mínima sugerencia para que no hiciera nada que no me pareciera a mi correcto hacer".

Ambos exgerentes han declarado como testigos a petición del letrado de Muguruza, y a preguntas de éste, han confirmado que el exalcalde no tenía conocimientos de Urbanismo, pese a que ostentaba esta competencia. "Era una persona muy ocupada", ha concretado Ceruti, que al principio de su declaración, a preguntas del magistrado sobre su relación con los acusados, ha dicho que es amigo de Muguruza.

Ibarrola ha relatado que aceptó el trabajo de gerente de Urbanismo "con mucha ilusión", pero el mismo día que empezó, se presentó en el departamento una comisión judicial. "Ese fue mi estreno y prácticamente todas las semanas tenía que atender a la guardia civil", por lo que a los pocos meses dejó el puesto. "Aquéllo no era para lo que yo había entrado. Salí corriendo la verdad que sí, aquéllo no era plato de gusto para nadie", ha afirmado.

También por videoconferencia ha declarado Javier Sainz, secretario del Ayuntamiento de abril de 2007 a junio de 2008, quien ha relatado que se le abrió causa por desobediencia a la autoridad judicial por exigir que la policía que acudía a los registros al Ayuntamiento mostrara la orden judicial y dejara constancia de los expedientes que se llevaban, porque muchos eran asuntos "vivos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento