Vox rechaza la alternativa de Ayuso al pin parental

  • La Comunidad obliga a los centros a informar de su programación antes del proceso de matriculación
  • ​Vox exige que se implante su pin parental y condiciona los Presupuestos a este hecho
  • ​El PSOE pone en duda que los centros puedan publicar sus planes antes de que se forme el claustro
La portavoz del Grupo Vox en la Asamblea de Madrid, Rocio Monasterio
La portavoz del Grupo Vox en la Asamblea, Rocio Monasterio, en una imagen de archivo.
Ricardo Rubio - Europa Press

Nuevo choque entre el Gobierno regional y Vox a costa del pin parental. La Consejería de Educación, dirigida por Enrique Ossorio, remitió ayer a los centros de la Comunidad una serie de directrices para que hagan públicas las actividades complementarias y extraescolares que ofrecen antes del mes de abril, cuando se inicia el proceso de admisión para el curso que viene. Esto supone de facto una alternativa a la petición estrella de la formación liderada por Rocío Monasterio.

«Los padres conocerán la situación del centro en la actualidad, a través de la programación; en el pasado, mediante la memoria; y en el futuro, con la indicación del carácter obligatorio o no de las actividades», añadió el consejero.

Sin embargo, Vox la ha rechazado sin cortapisas. En un comunicado, el partido denunció que el Ejecutivo ni siquiera se ha puesto en contacto «con la portavoz o con ningún otro diputado para negociar nada». Esto altera los planes de la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, que pretendía contentar así a su socio sin llegar aplicar una medida a la que se ha opuesto, contradiciendo incluso al presidente de su partido, Pablo Casado.

«En Madrid no hay adoctrinamiento en las aulas; ahora mismo una familia puede elegir a qué colegio llevar a sus hijos o a qué actividades apuntarles», declaró en una rueda de prensa hace unas semanas. Además, allí ya avanzó su alternativa: «Los padres van a tener toda la información previa como nunca antes».

De este modo, los progenitores podrán consultar en la web de los colegios el proyecto educativo de cada centro o el reglamento interno, así como las normas de convivencia y las actividades complementarias y extraescolares, «señalando las que tengan carácter habitual, los recursos y los servicios complementarios».

Además, durante el proceso de admisión los colegios sostenido con fondos públicos mantendrán en lugar visible la información relativa a los centros a los que están vinculados mediante adscripción. Los familiares de los alumnos de sexto de primaria serán informados de los institutos de secundaria a los que están asociados, ya sea en la modalidad preferente o en la múltiple, para que las familias puedan decidir si hacen uso de dicha prioridad de cara al proceso de admisión del curso 2020/2021.

Además, esta alternativa fue expuesta por la presidenta en su discurso de investidura el pasado mes de agosto, una sesión en la que el voto a favor de los 12 diputados de Vox fue imprescindible para no abocar a la región a una repetición electoral. Necesario también será su apoyo para que el Gobierno de coalición entre el Partido Popular y Ciudadanos saque adelante los Presupuestos de 2020 (ahora están prorrogados los del curso pasado por el retraso de Pedro Sánchez para sacar adelante su investidura).

No obstante, Vox también se empeñó en ligar ese visto bueno a la aplicación del pin parental que ellos proponen. «Para Vox, el pin parental es fundamental si quieren aprobar los Presupuestos», explicaron fuentes de la formación a 20minutos. Esta imposición fue aprovechada por el PSOE, que señaló que la Educación Pública «no se vende en un presupuesto». «Hay que defenderla», declaró la portavoz de Educación del Grupo Socialista en la Asamblea, Marta Bernardo, que acusó al Ejecutivo regional de «hacerle el juego» a Vox y puso en duda que se pueda publicar la programación antes de formar el claustro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento