Deudas, robo simulado y una semana entre chabolas: el caso Pocahontas acaba con su entrenador detenido

Pocahontas, la perra robada a punta de pistola en Aranjuez.
Pocahontas, la perra que desapareció en Aranjuez.
Twitter / @PoliciaLocalSFH
Pocahontas ha vuelto a la Fundación, y en un mes podrá estar con la niña de Málaga que la necesita. El adiestrador que denunció que se la habían robado a punta de pistola, ha sido detenido.

La historia de Pocahontas, la perra de asistencia que iba a ser entregada a una niña de quince años con discapacidad física, ha acabado bien. Al menos para el animal y Clara, la joven malagueña que la estaba esperando desde hace tres años. 

Ha aparecido. No en tan buen estado como parece deducirse del comunicado policial. "Está muy delgada y tiene miedo. Ha pasado una semana en un poblado chabolista", cuenta Teo Mariscal, director de la fundación Bocalán, entidad especializada en animales de terapia y asistencia que ha preparado a Pocahontas.

Mariscal confía en que podrá cumplir su destino de ser un sostén para la niña, aunque no inmediatamente como estaba previsto: "Necesitará al menos un mes de trabajo". 

Para quién no ha concluido bien la historia es para Alfonso García, su entrenador y la persona que denunció el pasado lunes el robo de la perra a punta de pistola por cuatro personas con una furgoneta blanca. Ha sido detenido por simular el robo y la Policía no descarta que se le imputen más delitos. 

Los agentes han encontrado a la perra en su casa, pero según Teo Mariscal no es allí dónde ha pasado estos días Pocahontas: "Sí que le quitaron a la perra por una deuda que tenía, pero en otras condiciones que no fue las que dijo. Una vez consiguió el dinero recuperó a la perra". 

Por lo visto estaría pensando cómo devolverla sin desencadenar una situación como la que ha terminado causando su detención.  

Durante la búsqueda, García había aparecido en distintos medios pidiendo entre lágrimas "que la devuelvan por favor, que hacen mucho daño, tanto a nosotros como a la familia, que piensen en esa niña". 

Se trata de un adiestrador que había sido alumno de Bocalán y al que se le había contratado para que cuidara y entrenara a la perra en su hogar durante un mes. En la fundación tienen una alta demanda de este tipo de animales y necesitan personas que puedan tenerles en sus casas antes de proceder a su entrega a las personas con discapacidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento