El 16% de las mujeres madrileñas usa la 'marcha atrás' anticonceptivo habitual

  • Destaca además que el 42% no usa ningún método anticonceptivo.
  • Lo suelen hacer por creencias religiosas o por relaciones "imprevistas".
  • También influye el coste de los tratamientos.
Existen numerosos métodos anticonceptivos en el mercado.
Existen numerosos métodos anticonceptivos en el mercado.
Jorge París

El 16% de las mujeres madrileñas sexualmente activas afirma utilizar el coitus interruptus, popularmente conocido como ´marcha atrás´, como método anticonceptivo habitual, según el Estudio SEGO-Ausonia.

A pesar de su escasa eficacia, es el tercer método más utilizado por las mujeres madrileñas, tras el preservativo masculino (48 por ciento) y la píldora (37 por ciento).

Así lo muestra el primer Estudio sobre Hábitos de Salud e Higiene Intima de la Mujer, elaborado conjuntamente por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y Ausonia, que ha evaluado la situación actual de los hábitos de salud e higiene íntima de las mujeres españolas, en concreto 1.265 mujeres de entre 12 y 74 años.

Por creencias religiosas

"La decisión de practicar el coitus interruptus como método anticonceptivo habitual suele estar relacionada con creencias religiosas o ideologías naturistas de la pareja, aunque en el caso de los jóvenes, también puede vincularse a relaciones imprevistas en las que no se dispone de ningún otro método", explicó la portavoz del Comité Científico del Observatorio de Salud Intima de la Mujer y Coordinadora del Grupo de Ginecología de la Infancia y de la Adolescencia de la SEGO, la doctora Mª José Rodríguez.

Además, según apuntó el Comité Científico, "el uso de este método natural puede provocar la insatisfacción de la mujer ya que, en muchos casos, ve interrumpido su orgasmo o simplemente no logra alcanzarlo".

El Estudio SEGO- Ausonia recoge otro dato llamativo: un 42 % de las mujeres madrileñas sexualmente activas de entre 15 y 50 años no utiliza ningún método anticonceptivo.

El Observatorio apuntó que, aunque los motivos que influyen son diversos, hay tres que destacan por encima del resto: el coste, el desconocimiento y la información más o menos fiable que se tenga sobre ellos.

El 42% de las mujeres madrileñas no utiliza ningún método anticonceptivo Y pone de manifiesto que "algunos de los factores que pueden influir en su decisión de no utilizar métodos anticonceptivos son el mito romántico de un "momento especial" imprevisible, el hecho de pensar que ellas nunca van a quedarse embarazadas o a contraer una ETS, el hecho de que los horarios de las consultas de los ginecólogos coincidan muchas veces con los horarios de clase, y las leyendas urbanas como que la píldora engorda, hace que salga más vello o que después se tiene problemas para tener hijos.

Los expertos recomiendan que la primera visita al ginecólogo se realice en el momento en que se empiezan a tener relaciones completas, para poder darles información fiable sobre anticoncepciónEn el caso de las mujeres que superan los 40 años, el ginecólogo también juega un papel muy importante como asesor, ya que muchas cometen el error de relajarse en cuanto a tomar precauciones.

Es más, los expertos recomiendan seguir tomando medidas incluso 2 años después de la última menstruación en el caso de mujeres menores de 50 años, y durante 1 año, en mujeres que superan los 50".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento