La factoría viguesa de PSA Peugeot Citroen descarta en la actualidad un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) como el anunciado hoy por la dirección de Ford de Almussafes, ya que los mecanismos de flexibilidad con los que cuenta el centro de Vigo dan margen de maniobra en tiempos de crisis.

Así lo indicó hoy a Efe el director de comunicación de PSA Peugeot Citroen, Pedro Hortas, quien afirmó que esos mecanismos de flexibilidad de los que dispone la empresa automovilística en Vigo "nos permiten afrontar la situación de caída de demanda sin pérdida de empleo", señaló.

Dichos instrumentos de flexibilidad consisten en una bolsa de horas que permite programar los días de trabajo, así como una variación del horario del turno de noche.

Pese a que desde PSA Peugeot Citroen se reconoce que las previsiones del mercado "no son nada halagüeñas", esas fórmulas concretas con las que cuenta la factoría viguesa están dando un "amplio margen", dijo Hortas, para afrontar el momento actual de descenso en la producción de vehículos.

Precisamente, en lo que va de año la planta viguesa ha experimentado una bajada en su producción del 12 por ciento en el primer semestre del año, lo que supone que han dejado de fabricar unos 40.000 vehículos.

La factoría produce actualmente algo más de 2.000 vehículos diarios de los modelos C4 Picasso y Berlingo de Citroen, aunque ha pasado a fabricar unos 4.000 coches menos al mes ante el descenso de la demanda.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VIGO