La UV lidera el proyecto europeo No Rumour Health para combatir la desinformación sobre salud en las redes sociales

La Universitat de València (UV) lidera el proyecto europeo No Rumour Health, que tiene como objetivo "combatir la desinformación sobre salud en las redes sociales".
La Universitatde València lidera el proyecto europeo No Rumour Health para combatir la desinformación sobre salud en las redes sociales
La Universitatde València lidera el proyecto europeo No Rumour Health para combatir la desinformación sobre salud en las redes sociales
UNIVERSITATDE VALÈNCIA

Así, Carolina Moreno, catedrática de Periodismo de la Universitat de València, y la investigadora Empar Vengut, mánager del proyecto No Rumour Health, han empezado a trabajar el proyecto con un consorcio de tres países europeos (España, Grecia y Polonia).

La propuesta, con una duración de dos años y dotada con una financiación de casi 130.000 euros, tiene como objetivo diseñar una aplicación móvil para la gente mayor que ayude a diferenciar si las noticias que recaban a través de las redes sociales son verdaderas o falsas.

La planificación, la metodología y los objetivos del proyecto No Rumour Health se han definido entre sus integrantes en un encuentro en la Facultad de Filología, Traducción y Comunicación de la Universitat de València este viernes 13 de diciembre, informa la institución académica en un comunicado.

La importancia del proyecto radica en combatir la desinformación, sobre todo en personas mayores de 65 años y más concretamente en mujeres, puesto que son ellas las que más preocupadas están por la salud de quien tienen alrededor.

Para realizar esta tarea de combatir las mentiras sobre salud que circulan por la red, el proyecto plantea "dos objetivos principales: uno será una aplicación móvil en la cual se podrán consultar las informaciones falsas en salud más comunes y las que más se comparten en las redes sociales; el otro es hacer unos módulos en línea para poder aprender a identificar las noticias falsas y poder saber qué páginas son fiables. Estos módulos podrán ayudar a discernir cuándo una información es veraz y cuándo no" destaca Empar Vengut.

Además, Carolina Moreno, coordinadora del proyecto, explica que el objetivo de la investigación es diferente a los otros que ha dirigido hasta ahora, ya que "su punto fuerte se focaliza en las noticias falsas y Rumoures sobre salud y en cómo circulan por las redes, especialmente por WhatsApp". "Es la primera vez que estudio las noticias falsas en el marco de un proyecto europeo", subraya.

Además de Moreno y Vengut, forman parte del equipo de la Universitat de València las investigadoras de ScienceFlows Lorena Cano e Isabel Mendoza; Soledad Rubio, directora de la Unidad de Cultura Científica y Guillermo López, investigador principal del grupo MediaFlows.

Todos los contenidos que se crearán estarán disponibles en los tres idiomas de los países que participan, es decir, en español, polaco y griego, además de en inglés. Contarán con la colaboración de varias asociaciones, tanto sociales como aquellas relacionadas con la salud, que ayudarán a apoyar el estudio y probar su aplicación.

Forman parte del consorcio europeo No Rumour Health, el Instituto de Polibienestar de la Universitat de València, como coordinador, junto con los socios de Salud Sin Bulos, FyG consultores, Danmar Computer y Evropei Inhilates. El proyecto ha sido avalado positivamente por ERASMUS+ y ha recibido una financiación de 129.543 euros.

CIENCIA CIUDADANA

Además, Carolina Moreno también es la investigadora principal del proyecto CONCISE que cuenta con una financiación de casi 1,2 millones de euros, que tiene como objetivo la busca de un estándar de indicadores para mejorar la comunicación científica. Se han realizado cinco consultas públicas ciudadanas, celebradas en cinco ciudades europeas (Lisboa, València, Vicenza, Lodz y Trnava).

En cada ciudad se han registrado las opiniones de 100 personas voluntarias y una vez transcritas, se analizarán para identificar diferentes marcadores. Estos ayudarán el personal investigador de la comunicación científica, la clase política, los periodistas especialistas en ciencia y el público en general, a comunicarse de manera más directa y eficaz, y evitar así los discursos erróneos que generan desconfianza y malentendidos.

Los resultados de CONCISE serán escalables y su metodología se podrá aplicar a otros temas científicos diferentes y en países europeos para promover la comunicación científica en toda Europa, tanto cualitativa como cuantitativamente.

Carolina Moreno

Carolina Moreno Castro es catedrática de Periodismo de la Universitat de València e investigadora del Instituto Polibienestar. Lidera ScienceFlows (

Mostrar comentarios

Códigos Descuento