Dos nuevas muertes elevan a 16 los fallecidos por la erupción del Whakaari

Flores y mensajes en memoria de las víctimas de la erupción del volcán Whakaari, en Nuevva Zelanda.
Flores y mensajes en memoria de las víctimas de la erupción del volcán Whakaari.
BEN MCKAY / EFE

Dos personas que resultaron heridas por la erupción el lunes del volcán Whakaari, en el noreste de Nueva Zelanda, perecieron este miércoles por la noche en el hospital, informaron este jueves las autoridades, que cifran en al menos 16 las víctimas mortales.

Hasta el momento, la Policía ha confirmado la muerte de ocho personas a la que se suman las nulas posibilidades de supervivencia de otros ocho turistas que permanecen sin localizar, un número que podría aumentar ya que hay una veintena de heridos, la mayoría en condición grave.

Las dos últimas víctimas mortales son dos hermanos australianos, de 13 y 16 años.

La Policía neozelandesa publicó la víspera los nombres y nacionalidades de nueve personas (siete australianos y dos neozelandeses), que pertenecen a los otros seis fallecidos y a tres de las ocho personas que se encuentran desaparecidas en la isla.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, indicó en rueda de prensa que han iniciado el traslado de cinco heridos australianos y adelantó que esperan otras siete evacuaciones en las próximas 24 horas.

Decenas de personas se despiden del crucero en el que viajaban 38 de los afectados por la repentina erupción del Whakaari en Nueva Zelanda. La erupción del volcán neozelandés ha causado la muerte de 14 personas (seis fallecidos confirmados y ocho personas que aún continúan desaparecidas).

Las autoridades neozelandesas aún no han podido retornar a la isla al considerar que las condiciones son inseguras dado que GeoNet, el ente que vigila los movimientos telúricos y la actividad volcánica en Nueva Zelanda, estima que existe una posibilidad de que se produzca una nueva erupción volcánica.

"La prioridad número uno es sacar a las víctimas de la isla, pero tenemos que evaluar los riesgos", declaró ante los medios el ministro de la Policía, Stuart Nash.

Por su parte, GeoNet señaló que "anoche, el movimiento volcánico aumentó a niveles muy altos", en un comunicado publicado esta mañana en referencia a la actividad del Whakaari, cuyo nivel de alerta continúa fijado en 2 en una escala de 5.

El mismo nivel de alerta establecido para el día en el que ocurrió la primera erupción, pasado el mediodía del lunes y cuando 47 personas visitaban esta ínsula de propiedad privada, ubicada a unos 40 kilómetros al este de la Isla Norte.

Investigación policial

La Policía ha abierto una investigación sobre las posibles responsabilidades que incluye a los operadores turísticos que realizan excursiones a esta isla, visitada en 2018 por más de 17.500 personas, si bien los oficiales matizaron que todavía es pronto para saber si las indagaciones derivarán en un delito penal.

El Whakaari, que se levanta hasta los 321 metros de altura y cuyo 70% de estructura se encuentra bajo el nivel del mar, se considera uno de los volcanes más activos de Nueva Zelanda y en ello reside parte de su atracción turística.

Asentado en el extremo suroriental del Anillo de Fuego del Pacífico, la última erupción antes del suceso sucedió en 2016 sin causar muertes, si bien el incidente anterior más mortal se registró en 1914 cuando murieron diez mineros a consecuencia del alud provocado por el colapso de parte del cráter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento