Una presentadora chilena expulsa a un invitado de su programa por negar las torturas durante la dictadura de Pinochet

El antiguo diputado Hermógenes Pérez de Arce.
El antiguo diputado Hermógenes Pérez de Arce.
Bienvenidos

El magazine matinal Bienvenidos de Chile ha logrado protagonismo en medios de todo el mundo después de un incidente en el que muchos tuiteros españoles ven un paralelismo con lo que sucede con Vox y la dictadura de Franco.

Se encontraban debatiendo sobre la situación política del país cuando Hermógenes Pérez de Arce, antiguo diputado y conocido en los medios de comunicación por sus columnas en el diario El Mercurio en las que defiende a Augusto Pinochet, generó el conflicto.

En la discusión, Pérez de Arce restó importancia a las vulneraciones a los derechos humanos que se están produciendo en Chile, argumentando que se debe priorizar "reconstruir el país, porque la delincuencia lo está debastando". Así lo ha recogido el periodista Augusto Taglioni en Twitter:

Después de ese comentario, los tertulianos se enzarzaron comparando el presente y el pasado, y Tonka Tomicic, la conductora de Bienvenidos, increpó a Pérez de Arce por negarse a reconocer que, durante el régimen de Pinochet, se cometieron violaciones sistemáticas de los Derechos Humanos: "No se puede compartir el espacio televisivo con una persona que está negando parte de la historia de Chile".

Ante esto, el tertuliano mantuvo su postura arguyendo que defendía "la verdad histórica". Después, otro de los invitados trató de hacerle entrar en razón comentando las torturas que sufrió su propio padre, pero, según el antiguo diputado, esto no ocurrió de manera "sistemática". 

Así, finalmente Tomicic le pidió que abandonase el plató, algo que Pérez de Arce ha calificado como acto de "censura", y le ha llevado a presentar una denuncia contra el programa matinal ante el Consejo Nacional de Televisión, algo para lo que ha contado con el apoyo del partido ultraderechista Fuerza Nacional

Además, el tertuliano va a pedir que cese la emisión del programa para reparar su honor. Los comentarios sobre el acto de la presentadora no paran de sucederse, en su mayoría apoyándola y señalando que, si la situación se hubiera dado en España, el tertuliano no habría sido expulsado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento