Se duplican los jóvenes menores de 30 años que duermen en las calles de Barcelona

  • Son el 22% de los que duermen en centros para personas sin hogar, mientras que en 2015 eran el 7,5%.
Una imagen de archivo de una manifestación de apoyo a los 'menas'.
Una imagen de archivo de una manifestación de apoyo a los 'menas'.
ACN

Las personas de 18 a 25 años sin hogar son cada vez más, año tras año, en Barcelona, alerta la comisionada de Acció Social del Ajuntament, Sonia Fuertes, que apuntó a que «la mayoría» no son españoles.

Las causas de este aumento, afirma, son que no se realiza un buen acompañamiento de los menores extranjeros no acompañados (menas) tutelados «en la vida adulta», la «movilidad» de la población de esta edad «dentro del espacio europeo» y la «dificultad de acceso a la vivienda».

Fuertes hizo estas declaraciones durante la presentación de diversos datos municipales que reflejan este crecimiento.

Estos señalan que los jóvenes de 18 a 25 años fueron un 9,22% de los atendidos entre enero y septìembre de 2019 por el SIS Medi Obert –el servicio que contacta con las personas que duermen en la calle en la ciudad de Barcelona–. Este porcentaje es 2,98 puntos superior al de todo 2018 (6,24%) y 5,34 puntos más alto que el de 2016 (3,88%).

En cifras absolutas, entre 2016 y 2018 se duplicaron las personas menores de 30 años detectadas durmiendo en la calle en la ciudad. Si en 2016 eran 136, en 2018 fueron 292, más del doble. De estas, 239 eran hombres y el resto mujeres.

Por otro lado, los datos del Ajuntament de Barcelona señalan que en los Centros de Primera Acogida para personas sin hogar han aumentado considerablemente la cifra de jóvenes atendidos. Así, mientras que en 2015 las personas entre 18 y 25 años solo eran el 7,5% (158) del conjunto de los residentes, en 2019 ya son un 22,3% (258) del total, 14,8 puntos más.

Los jóvenes han pasado pues de tener una presencia casi anecdótica en estos centros a ser casi una cuarta parte de las personas atendidas.

También se dispara la cantidad de jóvenes menores de 25 años que son usuarios de comedores sociales. En 2015 eran 109, un 10,9% de la población atendida, mientras que este año son 194, un 21,4%, 10,5 puntos porcentuales más.

En los centros de día han pasado de ser 248, el 5,9% del total, a ser 777, el 14,1%, Y entre las personas alojadas con carácter de emergencia en pensiones han pasado del 7,5% al 13,7%.

Los datos también muestran que el 44,9% de los jóvenes acogidos este año por la Direcció General d’Atenció a la Infància i l’Adolescència (DGAIA) de la Generalitat de Catalunya tienen 17 años, es decir, están a punto de cumplir la mayoría de edad y, por tanto, del sistema de protección. «Si no hacemos una buena previsión los dejaremos en la calle», apunta Fuertes.

La comisionada de Acció Social reclama al Govern «que se refuercen los dispositivos de acompañamiento en la transición a la vida adulta para que ningún joven salga de un centro sin una solución residencial estable.

También pide al Estado desarrollar «un plan de acompañamiento» a la inserción laboral «para los jóvenes de 18 a 21 años que sea de obligada aplicación en todas las comunidades autónomas. Además, considera necesario «establecer canales de colaboración con los países de origen», así como «una mejor distribución» de los adolescentes y jóvenes migrados en los diferentes territorios del Estado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento