Unos 2.000 empleados públicos salen a la calle por las 35 horas en una huelga con 60% de seguimiento, según sindicatos

Unos 2.000 empleados públicos de Castilla y León han salido a la calle este miércoles para reclamar la implantación de la jornada de 35 horas en la Junta en una jornada de huelga general en la que los sindicatos han cifrado el seguimiento en un 60 por ciento.
Concentración de empleados públicos a las puertas de la Delegación Territorial de la Junta en Valladolid para reclamar la jornada de 35 horas.
Concentración de empleados públicos a las puertas de la Delegación Territorial de la Junta en Valladolid para reclamar la jornada de 35 horas.
EUROPA PRESS

Los trabajadores se han concentrado ante las delegaciones territoriales de la Junta de las diferentes provincias, en las que se han coreado gritos contra el Ejecutivo autonómico y en reivindicación de la implantación de las 35 horas.

En la concentración de Valladolid, la más numerosa -también es donde se localizan los servicios centrales de la Junta-, responsables autonómicos de los sindicatos convocantes, CCOO, UGT y CSIF, han expresado sus críticas por el incumplimiento del Ejecutivo autonómico del acuerdo que contemplaba recuperar las 35 horas.

En concreto, unas 750 personas -según fuentes policiales- se han dado cita ante la Delegación Territorial de la Junta con la pancarta que han exhibido en otras protestas para reclamar las 35 horas y han coreado gritos como "Cs y PP, la misma mierda es", "Francisco Igea nos chulea", "palabra de Mañueco, palabra de Muñeco" o "y si esto no se arregla, guerra, guerra, guerra".

En este contexto, el secretario general de la Federación de Empleados de Servicios Públicos de UGT Castilla y León, Tomás Pérez Urueña, ha asegurado que están "hartos de filibusteros" y de "trucos" y ha criticado que la Junta haya "copiado a los grandes almacenes" hasta la fecha en su última propuesta, el 31 de marzo en lugar del 1 de abril.

Pérez Urueña ha recordado que había un acuerdo que se ha incumplido y ha cuestionado la legitimidad del Gobierno que tiene para hacer lo mismo con otras promesas. Además, se ha dirigido al vicepresidente y portavoz del Gobierno autonómico, Francisco Igea, al que ha criticado por decir que él no había firmado nada, y le ha recordado que es el "portavoz de la Junta y no habla como Ciudadanos" y fue precisamente la Junta la que firmó con tres sindicatos el acuerdo. "No ha cumplido absolutamente nada y no piensa cumplir", ha añadido.

DENUNCIA JUDICIAL

El responsable de UGT, al igual que los de CCOO y CSIF, ha dado ya por seguro que acudirán a la vía judicial para denunciar el incumplimiento por parte de la Junta, al tiempo que, "en una carrera de fondo", continuarán con otras movilizaciones para que no se olvide que el Ejecutivo "no tiene palabra".

Por su parte, la secretaria de Acción Sindical de CSIF, Raquel Fernández, quien ha incidido en que la propuesta de la Junta no daba garantías para volver a las 35 horas y por eso se ha ido a la huelga, durante la cual ha criticado la dificultad de los delegados sindicales para recoger información.

Por su parte, la presidenta de CSIF en Valladolid, María José San Román, ha censurado unos servicios mínimos que, en algunos servicios en los hospitales, fijaban más gente trabajando que un día habitual y ha criticado que la Junta cifre el seguimiento del paro contando también a los trabajadores que estaban dentro de los servicios mínimos, por ello considera "lógico" que sean datos más bajos, que el Ejecutivo autonómico ha cifrado en un 4,52 por ciento, que los de los sindicatos.

A pesar de los servicios mínimos "abusivos", el seguimiento ha sido "positivo", según Dalia Madruga, de CCOO, quien ha destacado que los trabajadores públicos son "conscientes" de que la Junta les ha "engañado". Además, considera que "lo más grave" es que todo ello va en detrimento de los servicios públicos porque comunidades como Extremadura, Castilla-La Mancha, País Vasco o Cantabria sí tienen las 35 horas y los profesionales de Castilla y León se van a otras regiones. "Este gobierno está permitiendo vaciar Castilla y León empeorando las condiciones de trabajo respecto al resto", ha añadido.

En el caso de Ávila, un centenar de personas se ha concentrado ante la Delegación, lo que ha provocado el corte del tráfico en la plaza de Santa Ana, en una protesta encabezada con una pancarta con la frase "Junta de Castilla y León cumple tus acuerdos de 35 horas ya".

En Burgos, la concentración ha reunido a unas 200 personas en una protesta en la que el responsable autonómico de CCOO, Ernesto Angulo, ha cifrado el seguimiento de la huelga en el 75 por ciento y ha explicado que servicios como el de Microbiología del Hospital Universitario de Burgos (HUBU) y los laboratorios del Hospital Santos Reyes de Aranda de Duero han tenido que cerrar por falta de personal, lo que considera un "éxito".

GRITOS CONTRA IGEA

Por su parte, en León, en torno a 200 personas se han concentrado ante la Delegación Territorial donde desde este martes mantienen un encierro delegados sindicales de UGT, que proseguirán con el mismo. Durante la protesta, han calificado de "tonto útil" a Francisco Igea y han reclamado al presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, que "retire a Igea de las gestiones sindicales y se marche a Madrid con Rivera".

En Palencia, donde los sindicatos cifran el seguimiento en el "cien por cien", unas 200 personas se han concentrado y han provocado el corte de la Avenida Casado del Alisal. Los sindicatos han destacado los paros en los hospitales palentinos, ya que los quirófanos del San Telmo no se han abierto ni se han pasado las consultas de oftalmología ni alergología.

En Salamanca, unas 200 personas se han concentrado a las puertas de la Delegación Territorial, en la calle Príncipe Vergara, donde han insistido en cánticos para reclamar el retorno a las 35 horas de jornada y donde sus representantes sindicales han lamentado que la Junta no adopte "un acuerdo firmado" y proponga ahora nuevos condicionantes "imposibles de cumplir".

En el caso de Segovia, cerca de 150 empleados públicos se han dado cita en la plaza de los Espejos, a las puertas de la Delegación Territorial, donde han lanzado proclamas y cánticos como "¡Mañueco, cumple tus acuerdos!", "¡35 horas ya!", "¡con esta Junta vamos de culo!", "un pasito palante Mañueco, un pasito patrás, Igea" o "¡Mañueco, eres un muñeco, Igea, guarda la tijera!".

De la misma forma, en Soria cerca de 120 empleados públicos se han dado cita ante el edificio de la Junta, donde han leído un comunicado en el que han pedido a la Junta que "reflexione" y cumpla con los acuerdos ya rubricados. Los manifestantes han entrado incluso dentro del edificio de la Junta donde se encontraban algunos de sus compañeros trabajando al grito de "no nos mires, únete" y repitiendo al Gobierno regional la palabra "embusteros".

Finalmente, en Zamora medio centenar de personas se ha concentrado y han coreado gritos como "35 horas ¡Ya!" y, con decenas de banderas de los sindicatos mayoritarios, ha mostrado su descontento ante la última propuesta de la Junta. El seguimiento no ha sido el esperado en la provincia zamorana, como así lo ha reconocido el secretario de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Francisco Estravís. Según sus palabras, los servicios mínimos "abusivos" han "impedido" que los funcionarios se hayan sumado a la huelga.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento