El Tribunal de Cuentas abre una investigación por el fraude de cuatro millones de la EMT

El Tribunal de Cuentas ha abierto una investigación sobre el fraude informático sufrido por la Empresa Municipal de Transportes de València (EMT) -100% participada por el Ayuntamiento, socio único de la mercantil- que ha ocasionado un perjuicio a los fondos públicos por importe de cuatro millones de euros.
Autobuses EMT València
Autobuses EMT València
AYUNTAMIENTO VALÈNCIA - Archivo

Así consta en la resolución, consultada por Europa Press y adelantada este martes por Valencia Plaza, en la que el fiscal jefe del Tribunal de Cuentas acuerda admitir la denuncia interpuesta el 7 de octubre por Ciudadanos (Cs) de València por este asunto y trasladarla a la sección de Enjuiciamiento para que se lleve a cabo la correspondiente investigación.

En la denuncia se comunicaba al Tribunal que el pasado mes de septiembre se descubrió que, a través de una estafa informática, se desvió una cantidad aproximada de cuatro millones de euros a una entidad bancaria en Hong Kong.

Se indicaba que los estafadores se valieron de la falta de un programa de contingencias para este tipo de incidentes en la EMT para desviar esa cantidad falsificando firmas y obteniendo información de la propia sociedad y de sus empleados en una cadena de errores y negligencia que han costado a la empresa pública una cifra "que repercutirá en los impuestos de los ciudadanos".

A juicio del denunciante, el edil de Cs en el consistorio Narciso Estellés -miembro del consejo de administración de la empresa pública-, resulta de "máxima gravedad" que todas las personas responsables y con poder ejecutivo en la EMT hayan tenido una actitud de "extrema negligencia, dejadez y falta de aplicación de los más estrictos códigos de buen gobierno y administración".

Por este motivo, puso estos hechos en conocimiento de la fiscalía del Tribunal de Cuentas a fin de que "se puedan adoptar las medidas oportunas para que se diluciden los hechos acaecidos en esta estafa, se aclaren las consecuencias contables y financieras y, en su caso, se depuren las responsabilidades personales y económicas que cada directivo deba asumir por su actuación negligente en este asunto".

Al respecto, en la denuncia se recuerda que en auditorías de años anteriores se alertaba de la falta de preparación por parte de la sociedad de un plan que la protegiera frente a injerencias de carácter informático y se recomendaba mejorar el sistema de pagos y de firmas autorizadas.

Así, recuerda el informe de fiscalización de la Sindicatura de Comptes sobre el ejercicio 2016, en el que se ponía sobreaviso a la sociedad, mediante diversas recomendaciones, de la necesidad de mejorar en múltiples áreas, entre ellas, la de implementar una evolución en materia de tesorería.

También se remite a auditorías independientes de los años 2017 y 2018 con similares conclusiones. Ante ello, Cs expone en su escrito que los directivos de la EMT, cuyo máximo responsable es el concejal Giuseppe Grezzi, "podrían haber tomado nota y comenzar a esbozar un plan de aplicación de nuevas medidas". Asimismo, considera que incurrieron en una "negligencia profesional sin precedentes" dos responsables del área de Finanzas y de Gestión así como el gerente, Josep Enric García Alemany.

De hecho, recuerda que se aprobó la elaboración del mismo para abordarse después del verano de 2018 pero "ninguna actividad fue iniciada", por lo que entiende que los responsables de la EMT "obviaron" esos riesgos e "ignoraron" la aprobación del plan, "mostrando una actitud nada diligente, despreocupada, impropia de un buen empresario".

Por todo, se reclamaba a la fiscalía del Tribunal una investigación y, ante la gravedad de los hechos y la cuantía, instaba a requerir a los presuntos responsables el afianzamiento de las cantidades que, debido a su posible negligencia, se han visto afectadas. Por el momento, el Tribunal ya ha abierto una investigación.

GESTIÓN "DISPARATADA"

El portavoz de Cs en el Ayuntamiento de València, Fernando Giner, ha recordado a la vista de esta decisión del Tribunal de Cuentas que las auditorías de la EMT desvelaron "numerosos" fallos de gestión del organismo y "aún así, Grezzi y los directivos de la empresa continuaron con una gestión completamente disparatada e irresponsable que desembocó en el robo de cuatro millones de dinero público".

"Es fundamental que el Tribunal de Cuentas dictamine si existe responsabilidad contable en la gestión de la EMT", ha apostillado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento