València unificará el diseño del paisaje y del mobiliario urbano para darle "coherencia visual"

  • El Ayuntamiento impulsa un consejo de expertos que, de la mano de los técnicos municipales, establecerá criterios.
  • Armonizará desde la cartelería en las fachadas hasta papeleras, 'mupis', bancos o las placas con los nombres de calles.
  • La ciudad quiere aprovechar las sinergias de la Capitalidad Mundial del Diseño de 2022 y que influya en su urbanismo.
  • Llegir en valencià.
Acto de presentación de València como Capital del Diseño 2022.
Acto de presentación de València como Capital del Diseño 2022.
EUROPA PRESS

La ciudad de València quiere aprovechar la celebración de su Capitalidad Mundial del Diseño para ir más allá del evento, que tendrá lugar en 2022, y aprovechar sus sinergias para mejorar sus criterios estéticos y funcionales a pie de calle. 

La propuesta hecha pública este lunes por el Ayuntamiento pasa por armonizar y dar coherencia al paisaje y al mobiliario urbanos con unos criterios claros que aporten "unidad y limpieza visual", de forma que la capital del Turia vaya en la línea que ya han aplicado otras ciudades europeas como Londres, Berlín o Barcelona.

La concejala de Acción Cultural, Maite Ibáñez, y la vicealcaldesa y titular de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, han anunciado este lunes la creación de un Consejo del Diseño de València (CDV) que abordará esta cuestión, formado por profesionales del campo de la arquitectura, el urbanismo y el diseño y que empezará a funcionar en 2021.

Previamente, el Consistorio elaborará un informe para analizar la relación de València con el diseño en el espacio público, una especie de diagnóstico de las necesidades de la ciudad en este ámbito.

Bajando al terreno de lo concreto, las líneas en las que la ciudad necesita mejorar tienen que ver con la falta de armonía en las fachadas, sobre todo por la presencia de carteles publicitarios, si bien este aspecto ya se regula en las ordenanzas para la protección de los edificios protegidos, aunque se trataría de mejorar aún más. 

Otros elementos como mupis, papeleras, exceso de señales de tráfico o incluso el diseño de las placas que indican el nombre de las calles adolecen de "falta de armonía y de limpieza visual", explica Ibáñez a partir de los trabajos previos.

Gómez ha añadido que las propuestas que salgan del futuro consejo se podrán incluir en las licitaciones de las futuras reurbanizaciones "para aprovechar mejor esas actuaciones" y huir de otras más convencionales. 

"El objetivo principal es armonizar el mobiliario urbano, que en ocasiones es antiguo y desfasado y necesita renovarse para que además cumpla con otras funcionalidades", afirma la vicealcaldesa. Como ejemplo ha citado los bancos individuales, que "no cumplen con criterios sociales y están en desuso".

En cuanto a los plazos, Ibáñez ha afirmado que la Concejalía se da un periodo de un año para poner en marcha las dos fases (diagnóstico y creación del Consejo), aunque ha subrayado que lo importante es "crear una estructura y adquirir unos compromisos en el Ayuntamiento" con el diseño entendido de una forma transversal y con la colaboración de los técnicos municipales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento