Las autoridades dijeron que una fuerte explosión hizo que la gente saliera a las calles en una zona comercial, y luego una bomba más grande, escondida en un cubo de basura, explotó entre la multitud unos pocos minutos después, a unos metros de distancia.

'Esto es un ataque terrorista', dijo el gobernador de la ciudad Muamer Guler a los periodistas en el lugar de los hechos, una calle peatonal donde las familias se reúnen por la noche para cenar, tomar el té o pasear.

Las imágenes de televisión mostraron a las ambulancias retirando a los heridos en el distrito de Gungoren de la mayor ciudad turca, cerca del aeropuerto principal. Entre los escombros y los vidrios de las ventanas rotas de las tiendas, los hombres transportaban a los heridos y los niños lloraban.

'Primero explotó una bomba de percusión y luego una bomba en un contenedor de basura', dijo el viceprimer ministro Hayati Yazici a los periodistas.

Un testigo dijo: 'decenas de personas estaban desmembradas. Las cabezas, los brazos de la gente salieron volando por el aire'.

Un responsable del centro de crisis de la oficina del gobernador de Estambul dijo a Reuters que el saldo de muertos había llegado a 15, con 137 heridos, algunos de gravedad. Los canales de televisión dijeron que había hasta 150 heridos.

El ministro del Interior Besir Atalay dijo a la CNN de Turquía que había 15 muertos y otras 15 personas en estado grave.

'Condeno a aquellos que realizaron estas explosiones, que nos muestra el inhumano deseo de crueldad y violencia del terrorismo, sin discriminar entre hombres o mujeres, jóvenes, viejos o niños', dijo el presidente Abdulah Gul en un comunicado.

Separatistas kurdos, grupos de extrema izquierda e islamistas han realizado en el pasado ataques con bombas en Estambul.

Turquía se sumió en la incertidumbre política y económica por el caso judicial de la prohibición del partido de Gobierno, que empieza el lunes.

La Corte Constitucional deliberará si el PKK se ha involucrado en actividades islamistas, y si debería prohibirse.

Por otro lado, la policía ha ampliado una investigación sobre un grupo ultranacionalista acusado de buscar el derrocamiento del Gobierno. Hasta ahora han sido arrestadas 86 personas.

/Por Thomas Grove/. *.