Espadas y Adelante pactan una Sevilla verde con más restricciones al tráfico

El alcalde, Juan Espadas, en la presentación del acuerdo presupuestario alcanzado con Adelante Sevilla.
El alcalde, Juan Espadas, en la presentación del acuerdo presupuestario alcanzado con Adelante Sevilla.
AYTO.

Convertir a Sevilla en una ciudad más sostenible, habitable y referente en la lucha contra el cambio climático. Este es el objetivo principal del acuerdo firmado este jueves entre el socialista Juan Espadas y Adelante Sevilla, que permitirá sacar adelante el Presupuesto de la ciudad de 2020 con los cuatro votos a favor de la confluencia de izquierdas.

El pacto rubricado incluye entre sus medidas más restricciones al tráfico privado, un incremento del transporte público y nuevos pulmones verdes, además de una mayor atención a las zonas desfavorecidas y la regulación de los pisos turísticos.

Uno de los ejes centrales del acuerdo es el Plan Respira, que se pondrá en marcha en 2020 y se prolongará durante 2021, cuya medida estrella es, en una primera fase, la restricción del tráfico en las calles Pureza y Betis, en Triana –que se iniciará el próximo año–, y, en una segunda fase, en el Casco Antiguo. Ambas actuaciones se ejecutarán de manera "consensuada" y siguiendo las experiencias de la Avenida de la Constitución, San Jacinto y Asunción. En paralelo, el acuerdo contempla una "apuesta decidida por Tussam", con "nuevas infraestructuras de transportes" y trabajar para la ampliación del Metrocentro, además del fomento de la bicicleta.

La lucha contra el cambio climático en la ciudad pasa también, según recoge el documento firmado por ambas formaciones, por la ampliación de las llamadas Zonas 20 y 30 y la creación de más pulmones verdes, con el compromiso por parte del Gobierno municipal de desarrollar un primer proyecto en el centro de la capital.

Pisos turísticos

La vivienda es otro de los puntos claves del acuerdo, en el que el Ayuntamiento se compromete a elaborar antes de que finalice este año un índice de precios de referencia para los alquileres, que se actualizará con "regularidad", de manera que se puedan arbitrar medidas que palien la subida de los mismos. Asimismo, PSOE y Adelante han pactado avanzar en la regulación de las viviendas con fines turísticos para fijar nuevos requisitos, como que estas tengan acceso independiente cuando se ubiquen en edificios residenciales, así como limitaciones en el número de inmuebles en relación a la población residente, "para evitar zonas saturadas". Adelante ha exigido también la regulación de los buses turísticos con la aprobación "en los próximos meses" de una ordenanza al respecto y el proceso de licitación por libre concurrencia.

La atención a las zonas más desfavorecidas es otra de las prioridades del pacto. No en vano, el acuerdo contempla destinar una partida de 60 millones de euros en distintas intervenciones consensuadas con Adelante, así como un refuerzo en las actuales líneas de actuación.

También se pondrá en marcha un plan de piscinas recreativas –la ciudad cuenta actualmente con cuatro–, con el compromiso de iniciar la tramitación de, al menos, un proyecto en 2020. Como posible ubicación, el pacto menciona los parques urbanos y metropolitanos existentes y la propia dársena del río.

La lucha contra la violencia de género, la inversión en los barrios o el refuerzo de la actividad cultural en los mismos completan el acuerdo que dará luz verde a las cuentas.

Reacciones políticas

El alcalde, Juan Espadas, destacó este jueves el "paso valiente" dado desde la izquierda ante un "avance claro y contundente" de las políticas de sostenibilidad.

Por su parte, Susana Serrano, portavoz de Adelante Sevilla, señaló que el Plan Respira es "un paso más de los planes anteriores".

El portavoz del PP, Beltrán Pérez, denunció el "pacto oculto" de las izquierdas y el "hachazo" a las políticas de seguridad y de promoción empresarial. Cs lamentó que el pacto reduce en 1,5 millones las partidas del Servicio de la Mujer.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento