Batet expulsa a la portavoz de Vox en una Diputación Permanente caldeada por la situación en Cataluña

  • Los disturbios por la sentencia del procés dominan el inicio de una nueva reunión del Congreso.
  • Los de Abascal han vuelto a sentarse en un lugar donde no les correspondía y han sacado fotos de agentes heridos.
  • El Gobierno sacará adelante sus tres decretos ley, pero con críticas de los grupos.
La portavoz de Vox en el Congreso, Macarena Olona.
La portavoz de Vox en el Congreso, Macarena Olona.
EFE/Paco Campos

La situación en Cataluña y la bronca que esta provoca entre los grupos políticos ha sido este martes el factor dominante en una nueva reunión de la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados. A falta de problemas por parte del Gobierno para sacar adelante los tres reales decretos ley que se someterán a convalidación, los disturbios en Cataluña o la negativa del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, a hablar con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, han sido la constante en una mañana donde, de momento, la máxima tensión ha llegado de la mano de Vox. La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha expulsado a su diputada Macarena Olona después de que primero volvieran a intentar sentarse en un lugar donde no les correspondía y, después, exhibieran fotografías de los disturbios y de policías heridos para exigir un debate sobre Cataluña. Con ella, han salido de la sala el resto de diputados de esta formación.

Como ya hicieron en mayo, en la sesión constitutiva del Pleno del Congreso, los diputados de Vox miembros de la Diputación Permanente -sustituta del Pleno cuando la Cámara está disuelta-, han intentado este martes sentarse en los escaños reservados para Ciudadanos. Fuentes de la Cámara han asegurado que había carteles para indicar a cada diputado dónde sentarse, a pesar de lo cual los de Vox se han sentado en los de Ciudadanos, obligando a estos a sentarse en los reservados al Gobierno, de donde han terminado moviéndose a los de Vox ante la negativa de los de Abascal de levantarse.

Macarena Olona abandona la Diputación Permanente del Congreso. (ATLAS)

Posteriormente, ya en presencia de la ministra de Industria, Reyes Maroto, que ha defendido el primer decreto de ayudas por la quiebra de Thomas Cook, los diputados de Vox han iniciado una protesta, mostrando fotografías de antidisturbios heridos, para exigir que la Diputación Permanente celebrara un debate sobre la situación en Cataluña, que asegura que habían solicitado a Batet en tiempo y forma, sin obtener respuesta por parte de la presidenta del Congreso.

Fuentes cercanas a Batet han indicado que la diputada de Vox Macarena Olona ha sido expulsada "después de llamarla al orden por tercera vez", como establece el Reglamento del Congreso. "Vox defendía que se incluyera de forma irregular en el orden del día su iniciativa sobre Cataluña", que "ni siquiera ha sido calificada por la Mesa", es decir, no ha seguido los cauces necesarios, han añadido las fuentes.

Ya fuera de la sala donde se celebra la reunión, Olona ha denunciado que mientras que se habla de Cataluña en “los platós de televisión”, no se trata esta cuestión “en la sede de la soberanía popular”. “Que se hable, que se pongan las fotos de agentes agredidos, de cómo se les está dando la orden de no utilizar material antidisturbios en lugar de aprobar medidas electoralistas”, ha exclamado, visiblemente alterada, la diputada de Vox, en alusión a los tres reales decretos que se convalidarán este martes en la Diputación Permanente.

Preguntada acerca de por qué han ocupado los puestos de Ciudadanos, Olona ha afirmado que esta es una cuestión “anecdótica” en comparación con lo que ha apuntado como lo importante.

La portavoz del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, ha salido en esta ocasión en defensa de la versión de Batet y en lo que ha considerado un “espectáculo pueril y lamentable”. Los diputados de Vox, ha dicho, “han decidido utilizar la Diputación Permanente como un plató de televisión. Esto no es aceptable, uno puede tener objeciones profundas” al Gobierno pero Vox ha actuado este lunes con el “adanismo característico del populismo”.

La portavoz del PSOE, Adriana Lastra, ha optado por tuitear su opinión sobre lo sucedido, citando a Ortega y Gasset.

Aunque ha sido el más llamativo, el incidente que han provocado los diputados de Vox no ha sido la única voz más alta que la otra que este martes es ha escuchado en el Congreso sobre la situación en Cataluña. Aunque de forma “muy crítica” por “llegar tarde” y ser “insuficientes”, el PP y también Ciudadanos han asegurado la aprobación de los tres reales decretos ley que presenta este martes el Gobierno, sobre las ayudas a los afectados por la DANA, por la quiebra de Thomas Cook y, la más “electoralista” a juicio de otros grupos, las entregas a cuenta a las comunidades autónomas.

Cataluña

Sin embargo, el tema que ha dominado las declaraciones de los distintos portavoces al inicio ha sido Cataluña. Y, en concreto, la conveniencia o no de que Sánchez y Torra hablen para intentar encontrar una salida la crisis, después de que el presidente en funciones visitara este lunes Barcelona pero no se reuniera con el presidente catalán, tal y como este le había vuelto a pedir, aprovechando que estaba en la ciudad.

Según PNV, En Comú Podem o Compromís, Sánchez y Torra deberían hablar. Para Ciudadanos, la negativa de Sanchez no es más que “un paripé” porque el PSOE sigue sin romper sus alianzas con los independentistas en la Diputación de Barcelona y decenas de ayuntamientos catalanes. La portavoz del PSOE, Adriana Lastra, ha rechazado la reforma legal que propone el PP para que el Estado asuma las competencias penitenciarias de Cataluña.

“No lo entiendo”, ha afirmado el portavoz del PNV, Aitor Esteban, sobre la negativa de Sánchez a hablar con Torra. Él ha aconsejado “salvar la institución” y ha apuntado que hablar “es una obligación” a pesar de que la situación actual en Cataluña y la campaña electoral no apuntan a que ninguno de los dos vaya a convencer al otro. Además, Esteban considera que Torra ya cumple una d las tres condiciones que puso Sánchez para hablar con él, que condene la violencia. “Quizá a algunos no les parece suficiente, para algunos quizá nada lo sea”, ha lamentado antes de pedir al PSOE que “no entre en ese juego”.

Para el portavoz de Compromís, Joan Baldoví, “no pasa nada por sentarse a dialogar” y ha rechazado “buscar motivos para no sentarse”. Por su parte, la portavoz de JxCAT, Laura Borrás, también ha criticado al presidente por no querer reunirse con Torra y sobre la condición de la condena a la violencia, ha recordado que el presidente “no ha condenado la violencia del 1-O”.

Según la portavoz de Ciudadanos, Inés Arrimadas, Sánchez y Torra no hacen más que escenificar un “paripé” con sus respectivas llamadas y negativas. “Están haciendo un paripé de no cogerse el teléfono, si gobiernan juntos la Diputación de Barcelona”, ha dicho Arrimadas, que ha asegurado que “si no estuviéramos en elecciones”, Sánchez “cogería el teléfono” a Torra “igual que gobiernan juntos en Barcelona”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento