Atentados
Atentado en Londres.

Los pasajeros del metro de Londres tuvieron que ser desalojados en medio del caos y el pánico. Las explosiones tuvieron lugar a primera hora de la tarde en las estaciones de Shepherd's Bush, Warren Street y Oval, en el oeste, centro y sur de Londres, respectivamente. Inmediatamente fueron evacuadas, así como las calles adyacentes al autobús de la línea 26, en Hackney Road, al este, contra el que también se ha producido un ataque. Toda la red de metro de Londres fue cerrada posteriormente con escenas de caos y pánico.

No hay víctimas mortales, según Blair

"Las explosiones tenían como fin matar", pero no lo han conseguido. Se trata de explosivos convencionales "y no hay rastros de explosivos químicos", aseguró el jefe de la policía londinense.

Sólo hay un herido, del que se desconoce su estado de gravedad. Un hombre intentó explotarse a sí mismo y huyó tras fallar cadena de televisión BBC.

Los pasarejos vieron una serie de mochilas sospechosas y un número indeterminado de sospechosos huyendo de la zona de las explosiones. Según la policía un hombre intentó explotarse a sí mismo y, al fallarle la carga explosiva, huyó corriendo.

El primer ministro, Tony Blair, apareció en televisión desde Downing Street acompañado del primer ministro australiano. Intentó minimizar los ataques y aseguró que sólo querían asustar.

Explosión en el autobús

Los pasajeros del autobús 26, en el barrio de Hackney, en el este de Londres, fueron evacuados, y la policía acordonó las calles aledañas.

La compañía de autobuses dijo que una explosión hizo estallar las ventanas del autobús, y un policía que estaba en el lugar dijo que no había señales de otros daños.

Un oficial de policía dijo a Reuters: "El conductor del autobús oyó una explosión al fondo del autobús. Pensó que probablemente era un vehículo que lo había chocado". "Se detuvo en una parada de autobús cercana y vio un paquete sospechoso en el fondo del autobús", añadió.

La brigada de bomberos se vistió con ropa protectora antes de dirigirse al autobús.

"El vagón olía a humo"

Algunos pasajeros que salieron de la estación de Warrent Street dijeron que vieron humo. "Era como si el vagón oliera a humo. Parecía que algo estaba ardiendo", comentó Sosiane Mohellavi, de 35 años, quien fue evacuada de un tren de Warren Street.

Algunos testigos dijeron que vieron a alguien que puede ser un atacante corriendo tras haber dejado una mochila en uno de los trenes.

"Todos salimos de la plataforma, y el tipo salió corriendo, y comenzó a subir corriendo la escalera mecánica", señaló una testigo que dijo llamarse Andrea, a la BBC.

"Todo el mundo gritaba que alguien lo detuviera. Pasó corriendo a mi lado... y escapó de la estación. De hecho, dejó una mochila en el tren".

Dos detenidos

Dos individios fueron arrestados tras los incidentes (uno en las cercanías de Downing Street ante las cámaras de televisión y otro en Whitehall), pero no está clara su relación con las explosiones.

Abundancia de restos y explosivos

La policía forense está examinando el área de las explosiones, tanto en la estación de metro, como en el autobús. Parece ser que hay varios explosivos que no llegaron a estallar, con lo que se podrían sacar abundante información.

Dudas sobre los autores

La clara similitud con los atentados del 7-J deja abierta la cuestión de si se trata de miembros del mismo comando que asesinó a 56 personas hace dos semanas. Esto supondría que la policía no tiene localizados a los autores del crimen o era un comando mucho más amplio de lo comunicado en un principio. Otra posibilidad barajada es que se trate de un grupo diferente que tratara de emular los ataques anteriores.

NOTICIAS RELACIONADAS

  • Especial atentados 7-J en Londres