El cardenal arzobispo de Valencia, Agustín García-Gasco, lamenta en su carta de esta semana que actualmente haya "iniciativas que reconocen derechos para los animales y, sin embargo, dejan sin derechos al ser humano en su fase embrionaria y prenatal".

García-Gasco considera que la protección de la naturaleza y de los animales "es positiva pero eso no les convierte en miembros de la familia humana", según fuentes del Arzobispado.

Todas las fases de la vida merecen protección", dice el pupurado

El purpurado, que sostiene que "ignorar la dignidad de cada ser humano genera violencia", asegura que "todas las fases de la vida merecen protección" y precisa que "el embrión y el feto humano son las primeras fases de la vida de cada ser humano". El desarrollo de la vida humana "es algo natural", añade el cardenal, que insiste en que "no se pasa de ser una cosa, un material biológico, a ser una persona".

"La revelación cristiana y su aplicación a los derechos de las personas protege a los más débiles", añade García-Gasco.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA