La cría de oso pardo de entre cinco y seis meses que unos turistas hallaron sola en una carretera en las inmediaciones del Parque Natural de Somiedo
ha mejorado mucho de las lesiones que presentaba y de las que está siendo tratada en un centro de recuperación del Parque de la Naturaleza de Cabárceno (Cantabria).

Así lo ha explicado hoy en rueda de prensa el director de Bidiversidad y Paisaje del Principado de Asturias, José Félix García Gaona, que ha comentado que frente al temor inicial, la situación "ha cambiado mucho".

García Gaona ha explicado que la esbarda, que fue trasladada en estado grave el pasado día 1 desde una clínica de Oviedo al parque cántabro, ya no tiende a caminar siempre hacia el lado izquierdo y ha dejado de sufrir convulsiones.

Asimismo, ha recuperado casi totalmente la movilidad de las extremidades, trepa aceptablemente bien y ha remitido el derrame ocular que le originaba pérdida de visión y una manifiesta desorientación.

El Gobierno de Asturias sigue apostando por intentar su reintroducción en el entorno donde fue hallada, pero antes tendrá que recuperarse del todo.

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE OVIEDO Y GIJÓN