Douglas y Annie Brown
Douglas y Annie Brown, en su habitación. FOTO: NYTNS NYTNS

Douglas y Annie Brown llevaban 14 años felizmente casados cuando un día decidieron darle un vuelco a su relación y aventurarse en un maratón sexual de 100 días al son de James Bond con su Sex Machine.

La idea fue de Annie que, tras 14 años de matrimonio, creyó que había llegado el momento de un "chispazo" en su relación: "Vamos a darle al sexo durante 100 días seguidos", recoge El Mundo.

La pareja acudió a un médico para que velara por su salud

Como consecuencia de los tres meses de maratón erótico, nace un libro de tapas blancas bajo el título Just do it (Simplemente hazlo).

La familia Brown no está dejando escapar ninguna oportunidad y se está haciendo de oro contando su odisea erótica. Hollywood podrá adaptar su historia sin censuras como "la próxima gran comedia romántica" y la 20th Century Fox ha comprado los derechos y ya anda a la busca de un guionista.

La pareja, que tiene dos hijas de 9 y 5 años, ha explicado a las niñas la situación para que ellas puedan entenderlo: "Nos estamos queriendo, eso es todo".

Problemas de salud

"Tengo una idea". Así surgió la aventura un día en el que Annie, viendo la televisión, oyó a unas personas que hablaban de matrimonio sin sexo y de los clubs de los 100 días de abstinencia que habían surgido en Dinamarca. "¿Por qué no empezamos nuestro propio club, pero dándole la vuelta? ¡En vez de 100 días sin sexo, vamos a hacerlo 100 días seguidos!".

Pero no todo fue tan fácil. Douglas invitó a Annie a la Convención Erótica de Las Vegas y le regaló diversos juguetes eróticos que al final terminaron haciendo mella en la libido de la pareja.

Los problemas de ereccción de Douglas le hicieron recurrir a hierbas revitalizadoras, a la Viagra y al Cialis. En el día 48 tuvo una erección con sofocón incluido que a punto estuvo de interrumpir la racha.

Para que todo fuera bien y pudieran llegar hasta los 101 días, la pareja acudió a un médico para que velara por su salud, quien les recomendó cítricos, tomates, aromaterapia e incienso.