Alfonso Cano, Ingrid Betancourt y Álvaro Uribe
Alfonso Cano, líder de las FARC, Ingrid Betancourt y Álvaro Uribe. (ARCHIVO). ARCHIVO

El nuevo jefe máximo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Alfonso Cano, mostró en fechas recientes al resto del grupo su intención de negociar con el Gobierno colombiano un intercambio de rehenes y una opción para la paz en el país. Cano sustituyó a Manuel Marulanda, alias 'Tirofijo', el máximo dirigente y fundador de las FARC, tras su muerte en marzo.

Debemos alcanzar la paz democrática por las vías civilizadas del diálogo

En un comunicado escrito en junio y divulgado este martes por la cadena de televisión RCN, Cano mostraba la intención de las FARC de "alcanzar la paz democrática por las vías civilizadas del diálogo, tal como lo hemos hecho desde hace 44 años".

La nota se realizó antes de la operación militar del Ejército colombiano en la que se rescató a la  ex candidata presidencial Ingrid Betancourt junto a otras 14 personas. Al parecer, la guerrilla exigía antes del rescate que el Gobierno retirara sus Fuerzas Armadas de una zona montañosa de 780 kilómetros cuadrados, para que los delegados de las dos partes de reunieran a negociar un acuerdo de intercambio de rehenes.

La propia Betancourt ha pedido esta pasada noche a las autoridades colombianas a recapacitar y aceptar ayuda para lograr la liberación de los rehenes en manos de las FARC en la selva. "El problema de los secuestrados en Colombia necesita el trabajo de mucha gente. Creo que una sola persona no lo puede lograr", dijo la ex cautiva de la guerrilla en alusión al presidente colombiano, Álvaro Uribe.

Más tarde, el Gobierno de Colombia se declaró dispuesto a un encuentro con la guerrilla para negociar un canje de rehenes por rebeldes presos o un acuerdo de paz, después de que Alfonso Cano aceptara el "contacto directo" con el Ejecutivo.