Los escolares valencianos seguirán yendo al colegio en turno partido de mañana y tarde, como hasta ahora, al menos durante la presente legislatura (dura hasta 2011), después de que la Conselleria de Educación diera por zanjado ayer el debate sobre la jornada continua.

La número dos de este departamento, Concha Gómez, fue taxativa: «En esta legislatura no se va a hablar más de jornada continua». En opinión de la Conselleria, la medida enfrenta a padres y profesores, perjudica al rendimiento del alumnado por la concentración horaria por la mañana, no respeta la conciliación laboral de los padres y favorecería a la escuela privada, que recibiría un alud de alumnos por tener mejores horarios.

Los centros no podrán aplicar el horario único matinal aunque lo decida el consejo escolar 

Ninguno podrá hacerlo

Los centros tampoco podrán aplicar por su cuenta el horario único matinal, aunque lo decida el consejo escolar. «Hay muy pocos europeos que lleguen a casa a cenar a la misma hora que nosotros, pero no se puede empezar a reformar la sociedad por la escuela», señaló la secretaria autonómica de Educación.

Los grandes perjudicados por esta decisión son los docentes. Sindicatos como ANPE lamentaron la decisión de la Conselleria, aunque fue este departamento el que abrió el debate hace unos meses, y se comprometió a estudiar su aplicación y tomar una decisión, que ha llegado en plena organización del curso 2008/2009.

Los sindicatos mayoritarios acusan al Consell de «utilizar como cortina de humo» este asunto para no hablar de la impartición de Educación para la Ciudadanía con dos opciones y en inglés.

El 78% de los padres la rechaza

Casi ocho de cada diez padres valencianos están en contra de la jornada escolar continua. Así se desprende ed una encuesta hecha el pasado mes de mayo por la Asociación Valenciana de Consumidores y usuarios (Avacu) entre 1.298 padres de alumnos de Infantil a Secundaria, en la que también se ha basado la Conselleria para descartar la puesta en marcha de este horario. Un factor decisivo es que tres de cada cuatro escolares come en el colegio, y el 95% de los progenitores trabaja, la mayoria mañanas y tardes. El menor rechazo a la medida se da en el caso de Secundaria, cuando son más mayores.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ALICANTE