El Ayuntamiento de Elche se ha propuesto inculcar en los más jóvenes la necesidad de apostar por las energías renovables para frenar el cambio climático y el deterioro del planeta. Para ello, la concejalía de Educación, en colaboración con la de Calidad Urbana, está instalando en los centros escolares sistemas de energía solar fotovoltaica. En estos momentos son nueve los colegios que cuentan con estas instalaciones que, además de suponer un importante ahorro a los centros, son utilizadas por los profesores de asignaturas como matemáticas o Conocimiento del Medio para hacer más prácticas sus clases.

Las instalaciones solares son utilizadas por los profesores en las clases prácticas
Tal y como explicaba Blanca González, edil de Educación, “esto es más educativo que funcional”, porque aunque estas placas producen electricidad que se vende a Iberdrola que paga el kilovatio cinco veces por encima de su precio de mercado, “su principal fin es trasmitir a los jóvenes la necesidad de apostar por energías renovables”. De este modo, los alumnos tienen la oportunidad de hacer mediciones de las radiaciones y elaborar tablas con las que trabajar en matemáticas, o analizar los beneficios de este tipo de energías limpias.

La primera instalación fotovoltaica se realizó en las dependencias municipales del carrer de La Fira a modo experimental en 2003. Su buen funcionamiento llevó a los responsables municipales a implantar estos sistemas en los centros escolares. En la actualidad hay nueve colegios que cuentan con estos sistemas de energía solar fotovoltaica: Els Garrofers, El Palmeral, Las Bayas, Hispanidad, San Antonio (La Hoya), Dama d’Elx, Jaume I, Miguel de Cervantes y Blasco Ibáñez. En estos dos últimos comenzarán a funcionar el próximo curso. Además, centros como el Mediterrani o el Candalix ya han mostrado su interés por sumarse a este proyecto. La intención del Ayuntamiento es instalar estas placas en dos colegios cada año.

La inversión realizada por el Consistorio ilicitano en estos sistemas de energía solar fotovoltaica supera los 327.000 euros. Una cantidad que será amortizada en el plazo de unos siete años, según explica la edil de Educación.

Las placas solares fotovoltaicas instaladas en los colegios de Elche producen cerca de 53 megavatios por hora al año y, lo que es aún más importante, evitan la emisión de diez toneladas de dióxido de carbono en la atmósfera contribuyendo de este modo a evitar el deterioro del planeta.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ELCHE