Cada día, en Vigo se ponen una media de 240 multas de tráfico. Según la memoria de la Policía Local de 2007, presentada hoy, el pasado año los agentes interpusieron 87.533 sanciones, un 1% menos que en 2006.

Por tipo de infracción, la más habitual es el mal estacionamiento -una de cada tres sanciones son por este motivo-. Casi 3.000 conductores fueron sorprendidos al aparcar en la acera y unos 11.200 por estacionar en zonas de parada prohibida.

Tampoco se respeta la velocidad máxima permitida. El 32% de las sanciones de la Policía Local en 2007 fueron por este motivo, lo que además de sanción económica supuso la detracción de 56.594 puntos del carné de conducir. El récord lo tiene un conductor localizado por el radar de la VG-20 a 186 km/h.

Las zonas de Vigo que han dado más trabajo a los agentes en 2007 fueron las avenidas de Beiramar y Samil, la Gran Vía, Camelias y la calle Eduardo Iglesias. Precisamente es Gran Vía el vial que centra ahora el control policial. Es el punto negro de la ciudad y en él se produjeron 166 siniestros. El tramo más conflictivo de esta calle está en la confluencia con la Baixada ó Castaño, que da acceso al Centro Comercial Gran Vía. «No somos capaces de controlar la accidentalidad aquí», advirtió ayer el Jefe de la Policía Local, Carmelo del Castillo. Como solución a las colisiones el Concello se plantea recortar el carril bus en este punto.

En 2007 se produjeron en Vigo 3.599 accidentes, 174 menos que en 2006. Sin embargo, el número de heridos aumentó de los 2.294 a los 2.478 debido según el concejal de Tráfico, Xulio Calviño al incremento de vehículos de dos ruedas. Para invertir la tendencia habrá más controles sobre el uso del casco y se pintará la calzada con pintura antideslizante.

Un conductor multado 58 veces

Una de las preocupaciones actuales de la Policía Local es la reincidencia de los infractores. El caso extremo es el de un conductor que ha sido sancionado 58 veces y debe al Concello 16.000 euros en cuestión de multas. También en Vigo hay otro conductor que ha sido sancionado 42 veces, otros dos acumulan 32 multas y seis suman 30 denuncias por cuestiones de tráfico. Según el Jefe de la Policía Local, Carmelo del Castillo, la mayor parte de los reincidentes lo son por acumular multas por mal estacionamiento o exceso de velocidad.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VIGO