El pasado domingo unos sesenta subsaharianos, de madrugada, y otra veintena, por la noche, intentaron saltar la valla que separa España con Marruecos, algunos con éxito. Muchos recordaron los asaltos masivos de septiembre y octubre de 2005 y las similitudes podrían ser mayores de lo que se piensa, porque según UPyD (Unión Progreso y Democracia) y la Asociación Pro Derechos Humanos de Melilla se produjeron disparos durante la avalancha de la madrugada del sábado al domingo.

Las ONG afirman contar con testimonios de inmigrantes y vecinos de la zona que probarían que hubo disparos
No sería la primera vez. El 5 de octubre de 2005 en el episodio más negro que sufrió el paso fronterizo seis inmigrantes murieron y otros 30 resultaron heridos a manos de las fuerzas marroquíes.

Sobre las avalanchas del domingo los datos no están tan claros. José Alonso, secretario de la Asociación Pro Derechos Humanos en Melilla, ha declarado a 20minutos.es que hubo disparos el domingo. Y alude a varios inmigrantes con los que han contactado y a vecinos de la zona de Beni Enzar que escucharon detonaciones. Sin embargo, ninguno de estos testigos querría hablar con los medios, por "miedo a las presiones" según Alonso.

Una frontera "vulnerable"

Alonso también pone en duda la versión de que los inmigrantes subsaharianos entraran "de forma agresiva". Para él ese extremo es "imposible" y no es más que una forma de justificar la "violencia" con la que se respondió a los inmigrantes.

Estos hechos ponen en evidencia las condiciones de vulnerabilidad extrema de la frontera

Emilio Guerra, coordinador de UPyD en Melilla, ha sido el primer político en denunciar que se produjeron disparos durante las avalanchas. Sin embargo, desde UPyD se recuerda que en los últimos años se ha estado afirmando que las mejoras en el vallado habían desterrado el peligro de avalanchas y que los sucesos del domingo ponen de relieve las "condiciones de vulnerabilidad extrema" de la frontera. Guerra ha afirmado que su formación está estudiando que Rosa Díez eleve en el parlamento alguna cuestión sobre este extremo. Guerra acusa a los gobiernos español y marroquí de estar ocultando la información sobre estas avalanchas. Además, acusa al gobierno marroquí de "utilizar" a estos inmigrantes y considera que la detención de 22 subsaharianos ayer martes, en las cercanías de la frontera, ha sido calificada por el político como un "lavado de imagen".

La Dirección General de la Policía informó de que había procedido a la deportación de 50 de los inmigrantes que lograron cruzar la valla el domingo. Una expulsión considerada como "ilegal" según José Palazón, portavoz de Prodein, quien ha declarado a 20minutos que esta expulsión "a un país donde la vida de estas personas corre peligro" se ha realizado sin ningún procedimiento.

El peligro: el ejército marroquí

Palazón ha recordado que el verdadero peligro para los inmigrantes no es la valla de Melilla sino el "ejército marroquí". Según el portavoz de Prodein en la frontera hay un soldado marroquí cada 50 metros con un arma automática que "no está de adorno". Con estos soldados detrás, los inmigrantes tienen que atravesar 500 metros hasta la valla española.

Tanto Palazón, como Guerra y Alonso están seguros de que se produjeron disparos el madrugada del pasado domingo y acusan a los gobiernos español y marroquí de estar jugando con la información sobre estos hechos.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MELILLA