Bush visita Roma
El presidente Bush junto con Silvio Berlusconi, durante el encuentro de han mantenido hoy en Roma.REUTERS/J.R

El presidente de EEUU, George W. Bush, afirmó hoy que respetará la decisión del Tribunal Supremo que sostiene que los presos en Guantánamo tienen derechos constitucionales en EEUU, aunque no está de acuerdo con ella.

Bush compareció en Roma en una rueda de prensa junto al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, con el que se reunió para tratar sobre asuntos como el programa nuclear iraní y la situación en Afganistán.

Reclamar su puesta en libertad

El Tribunal Supremo de EEUU reconoció hoy el derecho de los detenidos en Guantánamo a acudir a las cortes federales para reclamar su puesta en libertad, lo que supone un revés para el Gobierno del presidente Bush. Esa posibilidad también estará abierta para los sospechosos de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Bush pretendía dejar al margen de cualquier ley la base naval

Se trata de la tercera decisión de la máxima corte del país que extiende derechos a esa base naval norteamericana situada en el sudeste de Cuba, un lugar que el Gobierno de EEUU ha querido dejar al margen de cualquier ley, incluso de los tratados internacionales.

El Supremo emitió su dictamen por un margen mínimo, 5 contra 4, ante la oposición de los miembros más conservadores de la corte.

AI se congratula de la decisión 

Por su parte, Amnistía International (AI) aplaudió hoy la decisión del Tribunal Supremo de EEUU y definió esa resolución como "un paso esencial hacia la restauración del imperio de la ley" en el país norteamericano. 

"Ha llegado la hora de que el Gobierno de EEUU acomode sus políticas de detención y sus prácticas en la 'guerra contra el terrorismo' de acuerdo con la legislación internacional", subrayó AI