Un partido ultra podrá acceder a los datos
de las mujeres que abortaron en Isadora

  • El juez ha admitido su querella, basada en datos falsos.
  • Alternativa Española representa a la ultraderecha católica.
  • Tres médicos de la clínica madrileña, imputados por abortos ilegales.
Imágenes de la clínica Isadora.
Imágenes de la clínica Isadora.
Clínica Isadora

El juez que lleva el caso contra laclínica madrileña de abortos Isadora por presuntas interrupciones ilegales del embarazo (3 de sus médicos están imputados), ha aceptado a un partido de a un partido ultra como parte en el procedimiento en un auto dictado el 3 de junio pasado, según la información de El País.

El partido, denominado Alternativa Española, ideológicamente situado en la ultraderecha católica -y que en virtud de la decisión judicial podrá acceder a cotejar las historias clínicas de las mujeres- presentará acusación. Por su parte, los abogados van a apelar la decisión ante la Audiencia Provincial.

Alternativa Española presentó una querella contra los tres médicos imputados y contra la directora del centro, Marisa Castro. La querella, que ha servido de base al juez para admitirlos como personados, se sostiene en datos falsos aparecidos en los medios.

Entre otros, que Isadora "tiraba a la basura ordinaria" fetos de gran tamaño y que había fetos de más de 22 semanas. Los análisis del Instituto Anatómico Forense han determinado que no había fetos de más de 22 semanas.

"Instrucción inquisitorial"

Los hechos se remontan al 16 de febrero de 2007, cuando dos guardias civiles inspeccionaron el centro. A raíz de esta investigación, los agentes concluyeron que los residuos se estaban gestionando mal al tratarlos como biosanitarios -aseguran que habían hallado restos humanos en contenedores- y no como funerarios -la ley obliga a que sean incinerados-.

En el oficio abierto ante un juez de guardia, la Guardia Civil informó de que los contenedores habían sido inmovilizados. Pero, también, hace referencia en el mismo a indicios de "supuestos abortos ilegales" en vez de a "irregularidades en la gestión de residuos".

Los tres imputados, un médico y dos psiquiatras, denunciaron en su momento una "instrucción inquisitorial" y comparan su situación con la del doctor Montes, protagonista del caso Severo Ochoa de Madrid .

Mostrar comentarios

Códigos Descuento