Ana Obregón: "No recuerdo ya si hace un año dije alguna barbaridad sobre Cantizano"

  • Ana Obregón asegura que es completamente inocente.
  • Relata que está viviendo un calvario y que es una madre "ultrajada".
  • 'Interviú' dice que había encargado que dieran una paliza a Cantizano.
Ana Obregón, en una foto de archivo (Foto: KORPA).
Ana Obregón, en una foto de archivo (Foto: KORPA).
KORPA

"Soy absolutamente inocente de todo lo que se me está acusando", ha afirmado Ana Obregón en la única entrevista que ha concedido después de que Interviú publicara que la actriz encargó a su guardaespaldas que diera una paliza al presentador televisivo Jaime Cantizano.

En aquel momento pude decir "mira qué barbaridad está diciendo ése, le haría cualquier cosa"
"Tengo la conciencia tranquilísima", ha insistido durante el encuentro, difundido por el programa de
Ana Rosa, para luego admitir que
no recuerda "si hace un año tuve tal conversación o no".

Según Obregón, quien ha destacado el dolor que sintió al ver a Cantizano en la televisión "pidiendo una encuesta pública para que se enseñara el culo de mi hijo en pantalla", no ha descartado que con el calentón y el acceso de rabia, quizá pudo decir "barbaridades" sobre ese presentador a la persona que era entonces su "persona de confianza", el guardaespaldas Eloy Sánchez Barba.

"En aquel momento pude decir "mira qué barbaridad está diciendo ése, le haría cualquier cosa", ha reconocido la actriz. Para Obregón, la prueba de que, de haber dicho esas palabras, no eran más que un desahogo verbal, es que "a Cantizano nadie le ha tocado".

Sin embargo, sí hay dos víctimas, explica: ella misma, "una madre ultrajada", y su hijo.

Sobre su hombre de seguridad de entonces, Eloy Sánchez Barba, quien se encuentra actualmente en prisión por un delito de asesinato, ha explicado que le contrató hace diez años para la seguridad de su hijo y que nunca se hubiera imaginado que "estaba involucrado en un tema de asesinato". Para ella, la noticia del arresto del escolta y la causa de la detención ha sido "un palo brutal".

"Estoy viviendo un calvario"

Por otra parte, Obregón ha lamentado el "calvario" que está viviendo: "Salgo al trabajo escondida en el maletero del coche, mi madre lleva llorando tres días, los paparazzi rodean día y noche mi casa...". Y todo, insiste, "injustificadamente".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento