Un avión se parte en tres antes de despegar

  • Pertenecía a la compañía norteamericana Kalitta Air.
  • Se salió de la pista por un fallo técnico, pero no hubo heridos.
Miembros de los servicios de rescate llegan al lugar donde se estrelló el avión (Efe / Dirk Waem).
Miembros de los servicios de rescate llegan al lugar donde se estrelló el avión (Efe / Dirk Waem).
Efe / Dirk Waem

Roto en tres pedazos... y sin haber despegado. Esto es lo que le pasó el domingo en el aeropuerto de Bruselas a un Boeing 747 de carga de la compañía Kalitta Air, que se salió de la pista al intentar despegar y quedó totalmente destrozado.

El accidente se debió probablemente a un fallo técnico, según las primeras pesquisas de los especialistas en aeronáutica.

Así se desprende, según la agencia Belga, del testimonio de uno de los cinco miembros de la tripulación que iba a bordo del aparato, que se salió de la pista de despegue cuando emprendía viaje rumbo a Bahrain.

Un ruido, otro ruido... y se acabó

El tripulante explicó que escuchó un ruido sordo, seguido de otro, en un momento en que el avión perdió toda su potencia durante la maniobra de despegue.

A pesar de la espectacularidad del incidente, no hubo heridos, aunque se produjo una fuga de queroseno, en cuya recogida continuaban afanados los bomberos un día después del accidente.

Se ha abierto una investigación

Tanto la fiscalía como el organismo de vigilancia aeroportuaria han abierto sendas investigaciones sobre las causas del suceso, para las que resultarán esenciales las cajas negras del aparato y el relato de la tripulación.

Según los datos recabados por Belga, de los 1.381 Boeing 747-200, serie a la que pertenece el avión siniestrado ayer, 24 han sufrido accidentes, 14 de ellos con víctimas entre los pasajeros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento