Orson Welles, junto a varios directores de cine-clubs sevillanos.
Orson Welles, junto a varios directores de cine-clubs sevillanos. CAJASOL

Poco podía imaginar en 1957 el padre Manuel Linares, jesuita del colegio Portaceli , que lo que entonces nacía como un instrumento para formar a los alumnos, se iba a convertir en el cine club más antiguo y emblemático de Sevilla 50 años después.

El cine club Vida sigue hoy en activo, pero transformado en el cine-fórum de Cajasol (entidad que lo financia). Uno de sus principales activistas fue el profesor y catedrático Rafael Utrera, que acaba de editar un libro donde repasa toda la historia de este foro de debate, «una sala donde no se viene sólo a ver cine, sino a estudiar cine», dice.

El cine club Vida tuvo su origen en la radio que se instaló en el colegio Portaceli, Radio Vida. Ha tenido tres sedes: en Trajano 34, un breve exilio al Centro Padre Arrupe y la vuelta al centro, en la Fundación Cajasol (c/ Laraña) donde hoy tiene su sede y vive una etapa de esplendor.

Por Vida han pasado ilustres personajes: Alec Guinness mientras rodaba en Sevilla Laurence de Arabia , Michelangelo Antonioni, José Rodríguez de la Borbolla o Alfonso Guerra a presentar un film. Pero a quien más gustó fue a Orson Welles, que mantuvo en Sevilla una reunión con directores de cine clubs en 1964.

Contra la censura

Vida surgió en unos años donde el cine sufría de primera mano el tijeretazo de la censura. Sin embargo, este cine club «regateó a la censura» y funcionó en la sociedad sevillana como un balón de oxígeno para el debate porque «se podía debatir con más libertad, más crítica» dice el padre Manuel Alcalá, su actual director.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SEVILLA