obesidad morbida
Mujer con obesidad mórbida. (SERGIO GONZÁLEZ) SERGIO GONZÁLEZ

El exceso de peso en las mujeres y las consecuencias de este influyen de forma negativa en sus ingresos laborales.

Esta es la principal conclusión de una investigación publicada por la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), y recogida por la revista Cotizalia, que estudia "la relación empírica entre los ingresos familiares y el índice de masa corporal (IMC) en nueve países de la Unión Europea".

La relación entra dentro de la penalización que sufren las rentas de las mujeres obesas

La relación negativa entre ingresos familiares y masa corporal siempre ha abarcado a ambos sexos, ya que a menor renta, se come más barato y peor.

Sin embargo, el estudio demuestra que la regla no se cumple con las mujeres, pues la correlación negativa se debe a los sueldos de las féminas.

En definitiva, los ingresos del hombre no se pueden relacionar con la obesidad, pero los de las mujeres sí.

"La relación inversa entre ingresos familiares y el IMC de las féminas entra dentro de la penalización que sufren las rentas individuales en el caso de las mujeres obesas", concluye uno de los investigadores.