Cada granadino apuesta 248 euros al año en el bingo y las máquinas tragaperras

  • Nos gastamos 43 euros más por persona que a inicios de esta década.
  • Dejamos cada vez más dinero en las máquinas y menos en los bingos.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GRANADA

En Granada se juega, y mucho. De hecho, desde el año 2000 ha aumentado un 32% el dinero que mueven los bingos y tragaperras de la provincia. Las apuestas van a más cada año y si al comenzar la década se jugaron 166 millones de euros, el año pasado ya se llegó a casi los 220.

De ahí que al dividir este volumen por los habitantes de la provincia, se concluya que cada granadino se juega 248 euros al año, 43 euros más que al inicio del decenio. No obstante, aún estamos por debajo de la media andaluza (333) y bastante alejados de los 479 euros por habitante que se dejan los malagueños, la provincia que más gasta en este ámbito, según las Estadísticas del juego privado en Andalucía de la Junta.

El 86% de los 220 millones se los comieron las 4.418 tragaperras que hay en Granada, casi 600 más que en el año 2000. Sólo en máquinas, los granadinos se gastaron el año pasado 214 euros, 44 euros más. Nuestras tres salas de bingos movieron algo más de 30 millones de euros. No tenemos casinos.

La miel del premio

Del dinero apostado (casi 220 millones de euros), el gasto real de los jugadores fue de 57 millones, porque en premios se repartieron 163 millones, el 74% del dinero puesto en juego, aunque, lógicamente, llegó a muy pocas manos. Estas cifras pueden dejarle a más de uno con la miel en los labios y hacer perder el control. Como a los 195 granadinos vetados en bingos por su tendencia a la ludopatía.

En el foro de www.ludopatia.org(Asociación para la Rehabilitación de Jugadores Patológicos y otras Adicciones) hay historias que ponen los pelos de punta. Como la de una mujer que dejó su relato hace unos días: «Tengo malas noticias. Mi marido ha recaído. Me quitó la tarjeta del bolso y sacó dinero».

Ojo si juega más de 15 minutos

La ludopatía es un trastorno del comportamiento. Se pierde el control y eso puede conllevar a que al jugador le sea difícil parar cuando apuesta o alejarse definitivamente del juego, define la asociación en www.ludopatia.org. Este colectivo aconseja tener cuidado si se apuesta más de dos veces o se juega más de 15 minutos a la semana, porque el 40% de los que lo hacen acaban teniendo problemas.

A falta de estudios rigurosos sobre el tema, se cree que no hay colectivos ni clases ni edades más propensas a sufrir esta afección, pero los parados, jubilados y amas de casa -al disponer de más tiempo libre- son los más vulnerables. Si se es adicto, lo mejor es pedir ayuda y confesárselo a sus familiares.

El paso más importante para solucionar el problema es tener conciencia de la enfermedad, ya que muchos ludópatas niegan serlo.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GRANADA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento